Gritos en el Pasillo

Juan Terranova

Calle 17

ByTheWay.tv

Demasiado Violeta

La Esfera

Reducir al Mínimo

¿En qué piensa un calcetín?

Simaegi

Pretty Curry

La Srta. Melón

El Quinto Pino


 


A pesar de no venir a cuento, quiero constatar que...


A partir de aquí todo os parecerá bueno.


Este año, Smarties se ha llevado el premio a la figura de chocolate de Santa Claus.

Cada año, las figuras de chocolate envueltas en papel de plata y con motivos navideños inundan tiendas y supermercados con la esperanza de que alguien muy desesperado compre tres reyes de chocolate para adornar el pesebre.

Cientos de figuras diferentes, Rayes Magos, Papá Noel, John McClane...todos tiene una representación en el mundo de la escultura chocolatil.
No sé muy bien adonde van a parar las figuras que no se venden, pero tiene que haber montones y montones de figuras que fueron dejadas en los estantes, junto con otros productos de confitería deplorables como los cigarrillos de chocolate, las cacas de chocolate y las pelotas de fútbol de chocolate.


Klapper Klaus es el Santa Claus de Smarties de este año.
Una figura de unos 15 centímetros de alto, que deja en ridículo al resto de Papás Noeles, incluyendo ese tan glamouroso de Lindt.

El nombre parece ser invención de Smarties y se comercializa en varios países europeos.
El dibujo, bueno, es un Papá Noel, tampoco hay demasiado espacio para la imaginación y la sorpresa, pero ese saco lleno de Smarties hace que sepas con tan sólo echarle el ojo, que ese viejo barbudo está relleno de pequeños Smarties.


Efectivamente, destrozar la caja torácica de Santa Claus nunca fue tan divertido.
Todo cambia cuando sabes que en vez de vísceras, pulmones y sangre, lo que te vas a encontrar son montones de ricos Smarties.

Mi única queja reside en el hecho de que tan sólo 1/4 de la figura estaba rellena de Smarties.
No se pedía medio kilo de chocolatinas, pero al menos hasta la cintura. Algo que diese para dos tardes en vez de media hora. Algo que contar a los niños pobres, o de padres demasiado restrictivos.
En fin, no se puede tener todo.


Antes de que me ataquéis con lo que yo llamo el efecto "pá triota, yo", os tengo que decir que he estudiado un montón de Santa Claus de chocolate y el competidor natural de Smarties en España, Lacasitos tan sólo ha montado unos tubos que simulan un rey mago, pero son tubos de plástico, previsibles y transparentes. Les falta clase, les falta glamour, les falta ese Uh-oh-uh-ah-ah-ven-ga-mecomounlacasitos que tanto nos enamoró en sus anuncios.

De todas formas, Lacasitos se ha centrado en otra batalla donde ha puesto todo su poder...Una batalla más dura, más navideña, más española...pero ya hablaremos de eso otro día.

Hoy toca rendirse ante Klapper Klaus y sus entrañaSbles Smarties.



melonian (04-12-06)




.: © www.meloncorp.com 1592 - 2005 :.