Gritos en el Pasillo

Juan Terranova

Calle 17

ByTheWay.tv

Demasiado Violeta

La Esfera

Reducir al Mínimo

¿En qué piensa un calcetín?

Simaegi

Pretty Curry

La Srta. Melón

El Quinto Pino


 

Hoy no puedo más que escribir este artículo de rodillas, medio desnudo y con un bozal en la boca como símbolo de humildad ante las entidades y las mentes privilegiadas que hacen de este mundo un sitio mejor en el que ret(r)ozar.

Los derechos humanos, la penicilina, internet, el Halcón Milenario... cientos de inventos y conceptos que han mejorado y llenado de gozo la vida de los humanos, dándoles dignidad, salud, conocimiento y saltos al hiperespacio.


chocolate ♥ cacahuetes = chocohuetes

Hoy me postro ante vosotros para rendir tributo a otro de esos adelantos cualitativos que han hecho de la humanidad una forma de vida más avanzada y que probablemente sumará puntos para salvarnos el cuello cuando los alienígenas vengan a colonizarnos.

Estoy hablando, por supuesto, del matrimonio entre el chocolate y la mantequilla de cacahuete, algo que en nuestra península (e islas) no es muy conocido, pero que más vale que cambie o estamos listos cuando las naves empiecen a llegar!


Españoles encontrándose con los pacíficos indígenas aztecas


Españoles llevándose pacíficamente el chocolate a Europa

Y es que tiene cojones que el país que introdujo el chocolate en el viejo mundo, y donde se produjo el primer chocolate hecho mecánicamente (Barcelona, 1780) se haya visto privado de estas delicias astronómicas. No, no me he dejado la G, porque esto son delicias que van más allá de nuestro planeta.
La Osa Mayor no se hizo mayor comiendo salmones.


Reconstrucción de la canonización de H.B. Reese

Fue en 1922 cuando H.B. Reese, tocado por la gracia u otra parte del cuerpo de un ángel, crea las primeras "Peanut Butter Cups" en las que combinaba chocolate de Hershey's (compañía que luego compraría la empresa de Reese) y la mantequilla de cacahuate.

No se sabe cuando se empezaron a mezclar estos dos productos (mi teoría es que los primeros fueron una civilización de koalas que vivieron en la Atlántida y que estaban hasta los huevos de las hojas de eucaliptus), pero las cups de Reese fueron el primer producto comercial que ponía las bases de una alianza que ha conseguido dar orgasmos y obesidad infantil a partes iguales.



hace muchísimos años ya eran así!

Las Reeses Cups no son una chocolatina.
Bueno sí, pero las Reeses Cups son más que una chocolatina. Son arte, son técnica, son leyenda, son monstruos biomecánicos destinados a hacer explotar tus papilas gustativas, y a las sobrevivientes obligarlas a suicidarse sabiendo que nunca podrían superar algo así.

Estas pedazo de piezas de confitería industrial son mis chocolatinas favoritas, seguidas tan sólo por esos huevos de Mars que tan tremendos estaban.

Las Cups, que tienen la pinta de chapas gigantescas, vienen envueltas en unas funditas de papel parecidas a la de las madalenas y se venden en paquetes individuales, de dos o de tres.


Y cómo podéis ver aquí arriba, están rellenas de mantequilla/crema de cacahuete con lo que más de la mitad es cacahuete que se funde con el chocolate con leche que hace de cobertura.

El sabor es indescriptible.
Una mezcla dulce y salada, suave y fuerte a la vez que hace que tu estómago quiera expulsar todo lo que llevas dentro para hacer sitio a más.

Aunque no lo hagas conscientemente, cuando empiezas a comer las Cups, tu cuerpo tan sólo quiere tener espacio suficiente para comer y comer sin parar.



también hay versión en chocolate blanco

Para los viciosillos que necesitan un puntito extra dulce, Reese tiene una versión de chocolate blanco.

Y aunque técnicamente el chocolate blanco no es chocolate, las Cups consiguen hacer la experiencia de comerse una de estas algo digno de poesía.

Por supuesto no llega al nivelón de las de chocolate normal, pero siguen siendo una gran golosina para tener a mano para todos aquellos que de vez en cuando sienten la necesidad de la variedad.


Y al igual que sus hermanas mulatas, las Cups de chocolate blanco están rellenas hasta arriba de crema de cacahuete, de una textura granulosa, que ni es dura ni empalaga.
Se deshace suavemente y te hace entender la violencia escolar, porque darías de hostias a cualquiera que se atreviese a robarte estas chocolatinas.

Pero no se acaba aquí, hay un huevo de productos de Reese's que harán de tu vida un camino de rosas donde odiar tu carrera, tu trabajo y tu pareja será insignificante, porque tienes el ritmo dentro de tu boca.


clicka para ver + grande

Pero no habéis entrado aquí para leer la historia del chocolate y la mantequilla de cacahuete.
Habéis entrado aquí porque este es el artículo con el título más largo jamás habido, y eso os ha embriagado, o os ha pillado en bragas, conceptos que juraría que no significan lo mismo.
Eso y la edición de M&M's de Shrek, que casualmente se venden con un corazón de crema de cacahuete.

Hace un año ya escribí sobre los M&M's de Halloween que también estaban rellenos de mantequilla de cacahuete y que tienen un pequeño altar en la sala de mis mejores recuerdos.


La edición de M&M's para celebrar Shrek III no se puede tildar de "super original", pero sí de molona e irresistible.

Unos M&M's Ogre-Sized son difíciles de dejar pasar, y en realidad son enormes, del tamaño de una bellota madura. No es que haya visto muchas bellotas maduras, porque por aquélla época todas eran bastante, jóvenes. Pero he visto fotos.

Uno podría matar palomas con uno de estos.
Claro que conozco gente que podría matar palomas con prácticamente cualquier cosa. Uhummm.


Cómo en casi todas las ediciones especiales, el logo de M&M's grabado en cada bola ha sido modificado en motivo de la edición en cuestión (ón, ón, ón).
En este caso la silueta de la cabeza de Shrek envuelve una "m" desprevenida.

Además, los colores también son especiales, y sólo hay marrón, verde y naranja.
Los tres con tonalidades más propias de deshechos producidos por el cuerpo humano, pero Shrek nunca fue un canto a la delicadez, así que tomaremos eso como algo bueno.


Y en cuanto al interior y su sabor, qué os voy a decir que no hayáis leído ya arriba.
B R U T A L ! ! !

Sólo por la mezcla de chocolate y crema de cacahuete ya se convierten en algo fabuloso.
Pero si le añades la capita de caramelo duro y te imaginas que estás desnudo en una pradera cubierta de césped, entonces ya es increíble.

Sólo tienen un problema, y es que como son porciones pequeñas, puedes ir comiendo sin darte cuenta de lo que haces hasta que ya estás perdido y te despiertas en la ambulancia con algo que parece una aspiradora succionando por sitios que suelen expulsar material sin necesidad de más ayuda que la gravedad y privacidad.

En mi caso tuve la suerte de poder compartir la bolsa entre 4 personas, porque seguro que hubiese tenido que ir al hospital si me hubiese comido yo sólo los 323 gramos de M&M's que contiene la bolsa.
Y os puedo asegurar que de haber estado sólo me hubiese comido la bolsa entera de una sentada.

Prefiero arriesgar un intestino a intentar controlar lo que me pide mi cuerpo, mi mente y mi alma.

melonian (20-09-07)


Tómate algo en blog!

.: © www.meloncorp.com 1592 - 2007 :.