Gritos en el Pasillo

Juan Terranova

Calle 17

ByTheWay.tv

Demasiado Violeta

La Esfera

Reducir al Mínimo

¿En qué piensa un calcetín?

Simaegi

Pretty Curry

La Srta. Melón

El Quinto Pino


 



Yo fui un seguidor de las Tortugas Ninja cuando saltó del cómic a los dibujos animados y se emitió por aquí a principios de los 90.

Por aquel entonces (e incluso ahora), tenían dos grandes elementos para secuestrar de manera inmediata toda mi atención.

Cualquier elemento que se declarase "ninja" o "mutante" era un firme candidato a tener un póster en mi habitación.
Si eran tortugas, adolescentes y comían pizza, entonces ni Oliver, ni Seiya, ni hostias.


Desde entonces Leonardo, Donatello, Miquelangelo y Raphael entraron en mi vida para no llegar a marcharse del todo, animándome casi todas las tardes en TV3 demostrando que las líneas de guión ideadas bajo los evidentes efectos de sustancias poco legales suele surtir efecto en la masa infantil.

Nada importaba que el sensei de las tortugas fuera una rata, que April O'Neil siempre llevara el mismo mono amarillo y que Krang fuera poco más que un cerebro rosa con problemas de gigantismo y exceso de azúcar. Sólo con Shredder ya nos habían enamorado. Un tío con tanta chapa en la armadura sólo podía traer tardes de una gloria equivalentes a los combates del Último Guerrero y Hulk Hogan.

Pura épica en formato mutante.


Cómo todo fenómeno social entre los niños del mundo entero, la moda ninja a cuatro patas derivó en una enorme gama de juguetes, videojuegos e incluso la primera de la pelis de las Tortugas Ninja, que grabó con fuego la marca del cuarteto en nuestros corazones.

A partir de ahí las Leo y compañía nunca abandonaron las tiendas de juguetes, simplemente fueron relegadas a los rincones oscuros de las estanterías más perdidas por juguetes que por el momento gozaban de mayor popularidad entre la nueva generación de monstr...niños.

Hace unos años reeditaron la serie de dibujos con nuevo formato, nuevo logo y con un ligero olor a limón.
Por desgracia, no consiguieron que volviera a engancharme al tren, lo mío eran las figuras de antaño. Las nuevas estaban bien y siempre se alegra uno de ver caras conocidas en los estantes de Toys 'R' Us, pero como la reedición se hizo más para captar nueva audiencia con un lifting de la misma fórmula, no consiguieron reavivar la curiosidad de la mayoría que ya había vivido la furia tortugil.


Con la irrupción en la escena más actual del cine mundial del nuevo largometraje de las tortugas se ha empezado a agilizar el merchandising para tener a todos encandilados.

Este vez parece que intentan seguir el formato más oscuro que tenía el cómic y que los dibujos animados dejaron de lado completamente.
Esta vez sí van a conseguir que unos cuantos nos interesemos por estas nuevas tortugas que ya no dirán "cowabunga" ni se harán bromas la una a la otra sobre quién es más veloz, si Donatello o la liebre.

De ahí que mirando los juguetes dedicados a la nueva saga de TMNT me encontré con esto:


¿¿¿PaleoPatrol???

Como diría el gran actor Gonzalo Navas, "esto...esto, no!"
No se puede unir dinosaurios a absolutamente todo indiscriminadamente. No vale.

Lo más cercano que las Tortugas Ninja han estado de un brontosaurio es en un museo y para entonces tenían que usar una gabardina para ocultar su piel verde.

Si hay algo de Paleo en estos pobres bichos estará perdido en un genoma algo lento en su ADN.

He estado investigando y aparentemente no hay ningún referente ni de cómic ni de la serie que tenga lugar 65 millones de años antes de la invención de la pizza.
Ya es jodido que hagan 5000 versiones de muñecos diferentes relacionados con las aventuras del grupo como para que encima empiecen a hacer ediciones aleatorias de situaciones que no tienen nada que ver con la serie real.

¿Qué será lo próximo, Tortugas Ninja en el Espacio? ¿El diario de Donatello? ¿El Último Templario Ninja...y Tortuga?


Dicho esto, tengo que reconocer que las figuras de las 4 tortugas están muy bien conseguidas, con un detalle excepcional si obviamos lo absurdo de las antifaces, horizontales por el viento.

El diseño de las cajas también está muy bien trabajado, y si no fuera por lo atroz de la idea de un concepto que no pega ni con queso fundido, hasta sería interesante coleccionar la serie.


Los peor, sin duda, a parte de lo de "paleo" y lo de "patrol", son las armas.

Las Tortugas Ninja tuvieron éxito por varias razones, entre ellas tomaban gran importancia el hecho que eran tortugas, que eran ninjas, que tenían nombres de grandes artistas italianos que ya no están vivos y por lo tanto no puede pedir derechos de autor y sobre todo porque estos mutantes llevaban unas armas que molaban mil y medio.
Todos teníamos nuestras favoritas y todos arreábamos al malo de turno mentalmente y realizábamos coreografías cuando nadie nos miraba, en la penumbra segura de nuestro cuarto. Oh sí, mi tesoro!

Pero mirad esas armas.
Mirad ese martillo que lleva Miquelangelo.
Podría ser un martillo de Playskool que hace "ñeeeeeec" cuando le das a alguien en la cabeza.

El resto de armas no mejora demasiado.
Shurikens y filos de espadas hechas con hueso, puntas de lanza con espinas de ballena y unas armaduras que hacen que Conan sea un tío con clase y estilo.


En la parte trasera de cada figura podéis ver el resto de las armas que vienen en cada pack y que con la cámara digital de mi padre no han quedado presentables.


También podéis ver al final de todo los transportes que se han sacado de la chistera nuestros amigos de Playmates.

Sé que nunca antes se ha utilizado un triceratops como medio de transporte...nooooooooooooooooooo, que va. Pero es que además, el efecto de Raphael, con una quijada de tiburón al cuello como adorno, con una lanza más propia de la edad media montando un triceratops que apenas es más grande que un seiscientos es demasiado extravagante como para computar como una cutrada, y no encuentro un adjetivo que sea lo suficientemente bizarro y multicolor como para poder definir esta pequeña aberración en PVC.

En esta web podéis ver mejor los transportes de la Paleo Patrol.

Tengo muchas ganas de ver la peli, pero por favor, dioses de los juguetes, no dejéis que sodomicen las sagas legendarias a cualquier precio sin ningún tipo de razón, y ante todo, no más jodidos dinosaurios, no más. Ya he tenido suficiente con los Transformers, los PowerRangers y hasta a Obi Wan cabalgando una iguana gigante.
Los dinosaurios son bestias cojonudas, dignas de admiración y museos, pero vale ya, se extinguieron hace 65 millones de años. Aceptadlo de una vez!!!



melonian (11-03-07) la tortuga se mueve


Grita en el MelonBlog

.: © www.meloncorp.com 1592 - 2007 :.