Gritos en el Pasillo

Juan Terranova

Calle 17

ByTheWay.tv

Demasiado Violeta

La Esfera

Reducir al Mínimo

¿En qué piensa un calcetín?

Simaegi

Pretty Curry

La Srta. Melón

El Quinto Pino




Halloween está a la vuelta del calendario y Dios, Satán y Cualquier Deidad Que Se Precie Y Su Correspondiente Némesis sabe que me he pateado supermercados, tiendas de chucherías y farmacias 24 horas en busca de productos comestibles dedicados a Halloween.
Muchas tiendas se visten de Halloween para vender decoración, juguetes y disfraces, pero la repostería del terror no ha llegado a España todavía.

Oh, sí, hay caramelos y chucherías del terror (y de eso hablaré en los próximos días), por no hay nada diseñada con la Gran Calabaza en la mente.


Aquí, el único snack disponible entre las estanterías de productos es este. Y eso que lleva en las estanterías prácticamente todo el año.

Mi teoría se basa en que su caducidad estaba a 3 años vista, compraron más de la cuenta y por consecuencia en un espacio mágico de unos 20 centímetros de la sección de chocolates de Carrefour, ha sido Halloween todo el año.


Bajo el misterioso nombre de Bolas al Cacao, Ménestrel sacó un producto pionero en Europa, haciendo que unas simples bolitas de chocolate signifiquen los gritos de terror de un niño en la oscuridad.
Bueno, quizás exagero...quizá estas bolitas de chocolate sólo acojonan...a primera vista.

La verdad es que el paquetito está muy currado, con una cara frontal mucho más grande que el propio estucho que contiene las bolas de cacao.


Las bolas de chocolate son exactamente las mismas que las que compré hace 2 años y que iban metidas en calaveras y calabazas de plástico.

El envoltorio es naranja y simula una mini-calabaza, y el chocolate es macizo, sin praliné u otro deshecho demoníaco en su interior.

Bien por Carrefour, pero a mi esto me deja insatisfecho. Mi sed de cosas naranjas y comestibles por estas épocas sólo es superada por mi sed de cosas azules el resto del año.

Como bien sabéis, Estados Unidos es el frenesí de la personalización comercial de cualquier festividad que pueda tener más de media docena de seguidores.
Si tienes una secta que cree firmemente que Las 10 plagas de Egipto se manifiestan en nuestra sociedad actual, tienes muchas probabilidades de tener chocolatinas con forma de rana cada vez que celebres tu Apocalipsis año tras año.

Ediciones especiales se suceden las unas a las otras durante todo el año.
Festividades, eventos deportivos, religiones y campeonatos de ajedrez son suficientes para que una marca de snacks saque su edición especial. Es una maravilla.

Por supuesto, a mi me fascinan las ediciones especiales de snacks y refrescos. Quizá porque aquí vemos tan pocos, o bien porque me encanta la variedad. No lo sé.

Así que esta vez no he dejado que se me escape la oportunidad, me he pasado por eBay y he remediado los errores de otros años...me he comprado ediciones de Halloween de dos de mis snacks favoritos, M&M's y KitKat.



HALLOWEEN M&M's, PUMPKIN MIX


M&M's, largamente conocido en esta web como el Maná de los Melones es siempre uno de los mejores en ilustrar a los no iniciados en cómo se hacen las ediciones especiales.
Con un total de doscientos millones de productos diferente, M&M's se lo curra cada año para hacerme soñar con un mundo mejor, un mundo donde yo podría ser un tipo grande, relleno de chocolate y cubierto de caramelo azul. Un mundo donde quizá pudiese encontrar una mujer rellena de cacahuete con la que tener hijos rellenos de crema de cacahuete...jo, me emociono.


Este año, para Halloween, M&M's ha sacado el Pumpkin Mix, una edición especial de Halloween donde los M&M's son negros y naranjas y te saludan por las mañanas.

Pumpkin Mix salió con los rellenos a los que estamos acostumbrados en España, de chocolate y de cacahuete, pero también salió con un relleno inusual por estas costas y es el relleno de mantequilla de cacahuete o Peanut Butter para cualquier USA nutter.


Ya que los iba a comprar de Estados Unidos, ya los podía pedir directamente de un sabor que nunca había probado.

El sabor es indescriptible. Es orgásmico, es megaectoplasmático, es hidrafloruntástico. Es la hostia en patinete, por el amor de Dios!
¿Cómo puede ser que no vendan esto aquí?
¿Cómo pueden ser tan crueles?´

No os miento cuando os digo que es el mejor snack de chocolate que he probado en mi vida.
Ni Twix, ni twix de chocolate blanco, ni nada de nada. M&M's de mantequilla de cacahuete Pa'Siempre!


Podría haberme comido los 397 gramos en una tarde.
Quizá hubiera necesitado un lavado de estómago más tarde, pero os prometo que hubiera pedido los restos de ese lavado para volver a comer más M&M's de estos.

La única forma de no comérmelos todos de golpe fue meterlos en un taper y ponerlos en un sitio poco accesible.


Para ponerle la guinda, en cada m&m, en vez de las típicas M han puesto la cara de una calabaza donde la nariz es una m.

Dios, cómo los voy a echar de menos!



HALLOWEEN KITKAT


haz click para ver + grande

La edición especial de Halloween de KitKat fue, sin duda, el detonante para comprar los snacks americanos.

Probar un KitKat naranja es algo que podré contar a los nietos de mis koalas.
Yo no he hecho la mili, alguna batallita tendré que contar...chocolate de colores parece lo más adecuado.


La gracia de esta edición especial es que son mini kitkats en envoltorios individuales, especialmente diseñados para repartir a los niños durante la noche de Halloween.
Obviamente, esto incurre en un fallo garrafal de diseño, ya que considera que vas a llegar a Halloween sin haberte comido todos los kitkats, cosa totalmente imposible considerando el nivel de deliciosidad de estos snacks.

Los envoltorios y sus diseños son geniales.
Te dan ganas de invertir las leyes de Halloween e ir por las calles durante Halloween, llamando a las puertas ir regalando caramelos a los vecinos.
Un Halloween a domicilio, sólo para poder regalar estas pequeñas perlas de la ingeniería del marketing.


De una naranjez o naranjidad (escojan el nombre falso que más gracia les haga) impresionante, los KitKats de Halloween se caracterizan, como todo chocolate tintado, por deshacerse en tus manos antes de que llegues a decir "parió" en una frase que empieza por "me cago en la madre que los".
No obstante, son tan pequeñitos que puedes acabártelos en dos mordiscos, rechuparte los dedos, secártelos en la pernera del pantalón y sacar otro paquetito de la bolsa.

Muchos de vosotros habréis comido chocolate con colorante, rosa o amarillo. Si habéis estado en Camprodón también habréis visto chocolate verde y chocolate naranja.
Como todo el chocolate tintado, la calidad no es la mejor y sabe más o menos a lo mismo independientemente del color. Una especie de chocolate descafeinado, con el único aliciente de ser de un color que va contra las reglas del universo.


Para contrarrestar el sabor insulso de la cobertura de chocolate naranja, la buena gente de KitKat ha dotado la galleta interior con una cremita de cacao extremadamente deliciosa.
Por lo general no soporto las cosas que pueden ser definidas como "cremita" ya sea para dar sabor o prevenir el cáncer de piel, pero tengo que decir que en este kitkat, la pasta de chocolate da un toque especial que vale la pena experimentar.

Si os sobran 15 euros, no seáis burros, pasaos por eBay y en 1 semana estaréis comiendo estas maravillas de la técnica.
De vez en cuando vale la pena darnos un premio...especialmente si está relleno de crema de cacahuete!



melonian (30-10-06)



.: © www.meloncorp.com 1592 - 2007 :.