Gritos en el Pasillo

Juan Terranova

Calle 17

ByTheWay.tv

Demasiado Violeta

La Esfera

Reducir al Mínimo

¿En qué piensa un calcetín?

Simaegi

Pretty Curry

La Srta. Melón

El Quinto Pino


 

Ahora ara más o menos un año, Alby nos trajo una guía para sobrevivir ante una hecatombe zombie. Aunque diga "una guía" en realidad es LA GUÍA.

Conseguir comida, armas e incluso una compañera adecuada (con la que repoblar el mundo del mañana) tomaron forma en un texto de referencia que ya se estudia en universidades tan prestigiosas como las de Alburquerque, Atlanta o... Andorra.

ACUERDOS Y DESACUEDOS

Consejos sobre donde dormir, planificar incursiones a supermercados, o tener muy claro (y anotado en una lista) a quienes merece la pena salvar y a quienes no, se me antojan como los mejores consejos que te pueden dar.

Solo estoy en desacuerdo con el capítulo dedicado a la selección de una compañera. Por supuesto, no podemos convertir en una nueva Eva a la primera mojigata tetuda que se nos cruce (por muy tetuda que esta sea...), pero desde mi punto de vista olvidó mencionar dos requisitos básicos:

1. Posea todos los records habidos y por haber del House of the Dead II y...
2.Que a la luz de la luna no se parezca a Muhamad Alí.

Dicho esto, teniendo siempre presente que para gustos los sugus, y para acabar esta pequeña introducción-peloteo, me gustaría añadir que ese artículo es uno de los mejores que he leído nunca.
Un compendio brutal de sabiduría friki, lo cuál me lleva a pensar que su autor, o bien es un genio, o bien vive en las alcantarillas de un viejo teatro, apartado de un mundo que no logra entenderle.

Va destinada a gente con camisetas de tirantes e intenso olor a humanidad. A gente cuyo mayor logro sintáctico es: "Yipi-ka-yei, ¡Hijo de puta!". Los típicos viudo-separados excombatientes del Vietnam, psicológicamente inestables y que, casualmente, se encuentran de vacaciones el día en que estalla la crisis.


Ellos sí pueden usar la Guía, tú no eres tan duro

Vin Diesel y Chuck Norris tienen la guía de supervivencia en la mesita de noche, pero seamos serios, la gente normal no es como estos dos engendros.
Entonces... ¿Estamos el resto de mortales destinados a ser pasto de zombie?

LA ALTERNATIVA

Si te gusta Fernando Alonso, el Reggeatton o las películas de Almodóvar, no lo dudes. Serás pasto para los zombies. En cabmio si , modestia (y normas ortográficas) a parte, sois como yo, es decir, un tarado mental en mayúsculas, entonces es posible que sobrevivas.

¿Qué cómo soy? Dejando a un lado mi incipiente alopecia (de la que me pregunto... ¿cuándo decidirán catalogarlo como minusvalía impeditiva para el trabajo?), puedo deciros que mi vida se rige por dos axiomas:

1. Todo aquel que no sea de mi entorno más próximo, me prepare la comida o se apellide Campbell es, a priori, gilipollas.
2. Hay muy pocas cosas en el mundo de las que no se pueda uno reír.


Para ese "extra" de frescura que necesitas por las mañanas

Aplicando estas dos leyes básicas de la naturaleza, llegamos a la conclusión de que los zombies son gilipollas y, además, podemos reírnos de ellos.

Sí, seguro que la primera visión de un tío con la cara medio descompuesta acojona lo suyo, pero después de la sorpresa inicial, y ver como se aproximan hacia ti, de seguro que se os escapa la risa tonta.


Velocidad: -1   Agilidad: -2   Estupidez: +5

Seamos serios, un engendro que se aproxima hacia ti, gimiendo como un orangután con lumbago y con una elevada posibilidad de tropezar descojona, y no poco...

Si encima se va desmembrando a cada paso que hace ya ni os cuento... (y ahora resultará que nadie sabe chistes de leprosos...)


No te conformes con sacarles los ojos, dibújales bigotes también!

¿Para que buscar armas? Si, las recortadas y las sierras mecánicas tiene su rollito, pero no hace falta asaltar una armería.

Cualquier papelería se basta y se sobra.
Grapadoras, compases y sobretodo, la piedra angular de todo estuche, los bolígrafos bic cristal (que escriben normal), son armas de destrucción masiva en manos de un desequilibrado.

¿Y si no das abasto, qué? Pues te largas dando brincos y punto.
Al fin y al cabo, tanto por velocidad como por repertorio de movimientos, los zombies son como un jubilado, aunque claro está, su motivación es la carne humana en vez de las obras de mampostería.


¿Vivir en el mar? ¿Juegos de mesa para el ocio nocturno? ¿Para que?
Sería mucho mejor torturar y mutilar a los zombies. Inventar trampas macabras y tratarlos como si de lemmings se tratara.

Percibo vuestras caras de asco y desaprobación hacia mi conducta.
Debéis pensar que estoy como una chota (sea lo que sea una chota).

Sin embargo no estoy solo. Alguien esta tan enfermo como yo.
Y no solo eso, además, ¡decidió hacer una película!

ZOMBIES PARTY



Larga es la sombra del lado oscuro y oscuras las decisiones de Anton Tao.

Shaun of the Dead se estrenó aquí (no sé si directamente al video club) como Zombies Party. Y digo yo, si tienes que traducir el título, al menos ¡TRADÚCELO! no pongas otro título en inglés!


El film nos muestra la vida de Shaun, un tipo de 29 años y aspirante frustrado a DJ, que aún vive con sus dos amigos del instituto: Ed y el siempre malhumorado Pete.

Shaun reparte su tiempo entre un miserable trabajo de adolescentes en una tienda de electrodomésticos, y con su novia Liz, que pronto querrá dejarlo asqueada por la apatía de este. Con tal de evitarlo, Shaun decide cambiar de vida y ser una persona de provecho buscando un empleo mejor y enfocando la vida de otra manera.

Sin embargo el destino tiene algo diferente para él, y ese fin de semana Shaun descubrirá 3 cosas que le cambiaran la vida: primero, la vida no es fácil. Segundo, la vida es preciosa y tercero, la muerte no es necesariamente el final.


A partir de aquí, Shaun y sus amigos pasaran un largo fin de semana escapando de una plaga de muertos vivientes...

Olvidaros de heroicidades y recortadas molongas.
Cafeteras, mobiliario y discos de vinilo lanzados como shurikens, se alzarán como las armas más efectivas para combatir a esos seres del averno.

Si aliñamos la función con gags más o menos trabajados, que recogen el testigo de películas tan dispares como los diversos American Pie, o algunas más escatológicas en la línea de Austin Powers, obtendremos una baga imagen de lo que puede ofrecernos Zombies Party.
(Los que esperéis humor inteligente al estilo "Woody Allen", ya os aviso que esta no es vuestra película...)


En fin, ahora ya sabéis las tres opciones que tenéis ante un ataque zombie: Cagaros de miedo, ir en plan comando, o reíros y hacer putaditas a los zombies.

La decisión depende de vosotros.



jop (12-10-06)


 

¿con qué matarías tú a un zombie?


.: © www.meloncorp.com 1592 - 2007 :.