Gritos en el Pasillo

Juan Terranova

Calle 17

ByTheWay.tv

Demasiado Violeta

La Esfera

Reducir al Mínimo

¿En qué piensa un calcetín?

Simaegi

Pretty Curry

La Srta. Melón

El Quinto Pino


 

Desde que decidimos bajarnos de los árboles y pegarnos con palos los unos a los otros hace miles de años, los hombres hemos levantado la mirada al cielo, a las estrellas y a ciertos hongos estrafalariamente moteados en busca de pistas que nos ayuden a encontrar esa fuerza paranormal, ese ser superior, ese Dios que da sentido a todo lo que nos rodea.

En parte por entender el mundo y en parte para tener a alguien a quien echar la culpa de nuestras miserables vidas, el ser humano ha necesitado una fuerza que explique y controle nuestro mundo, algo que dé sentido a nuestras vidas más allá del puro instinto animal, de los juegos de 8 bits y comer cosas azules.
Además, si las cosas se ponen feas siempre tenemos a quien cargar el muerto. No hay atrocidad que no pueda resolverse bajo el efectivo lema de la voluntad divina.

Sin embargo, Dios se ha caracterizado, al igual que las carreteras españolas, por su deficiente señalización, y es que las Tablas de la Ley quedan ya muy lejanas y desde entonces, si descontamos a los profetas y a Jesucristo, no hemos vuelto a tener señales de Él. Con unas balizas luminosas hubiera bastado, Señor.

La cuestión está en que durante el último milenio la fé de gran parte del mundo (en especial el Cristiano) se ha venido a menos y filósofos, sociólogos y blackmetaleros han comenzado a poner en duda la existencia de Dios y de su plan Inefable, poniendo como excusa de que en el caso de existir, Dios lleva demasiado tiempo sin fichar.

Lo malo, es que en caso de estar en lo cierto, nos quedaríamos en paños menores (o en el caso de las señoritas de hoy en día, paños "muy-menores") ya que tal y como ha dicho el gran Juan Carlos Castillón, "si Dios no existe, y además los hombres somos buenos por naturaleza, alguien tiene que ser culpable de que el mundo esté como está".

Lo verdaderamente raro, desde mi punto de vista católico, es que nadie se haya dado cuenta de una de las señales divinas modernas más claras que existen y que ponen en boca de todos la existencia irrefutable de Dios:


Vienen en hueveras...*sigh*

Los Huevos Kinder Sorpresa son la máxima expresión de la existencia de un ente superior que aunque a veces distante, siente un tierno afecto por la raza humana y nos guía a través del tiempo con un mapa que hace tiempo perdió la X y casi todas las referencias de los buenos restaurantes.
Y es que un huevo de chocolate con leche y chocolate blanco que contiene una sorpresa, un juguete de plástico que tenemos que montar, en su interior es algo tan sublime que no puede haber sido la creación de un simple ser humano.
Oh, sí, fueron diseñados en Italia por Ferrero en 1972, de la mano de algún confitero enteradillo, pero todos sabemos que la gran parte de obras de arte salidas de Italia tienen un toque divino que explican porqué el Vaticano está en Roma. Sólo así se entiende que Italia ganara el mundial o que Rafaela Carrá no muriera apedreada en algún escenario.

Lo verdaderamente malo es que como todo lo divino, los Huevos Kinder Sorpresa tienen una condición restrictiva.
Todos podremos disfrutar de ellos y de sus magnificas sorpresas plastificadas durante tan sólo nueves meses. Durante los meses estivales los Huevos Kinder Sorpresa emigran a zonas más frías (supuestamente retenidos por Santa Claus como currito de verano).
La excusa es el calor, está claro, porque decir que Dios siempre pone condiciones a sus queridos humanos sería admitir que Dios tiene algo de mala leche, hecho conocido por todos, pero que nunca ha sido aceptado por la Iglesia.

Teológicamente hablando, queda muy clara la parábola que se nos trasmite de más arriba: nueve meses de gestación es lo que se tarda en crear una vida y en este caso es un huevo que a su vez contiene un regalo. Es la paradoja del huevo y la gallina aplicado a la confitería italiana post-moderna. Está tan claro que la mayoría de la gente no lo quiere ver.


¿Quién fue antes, el huevo Kinder o la Sorpresa?

Durante el verano, Ferrero se deja tentar por el diablo y nos abandona con un sustitutivo de los Kinder Sorpresa, este engendro: Kinder Joy!



Kinder Joy no es más que un Huevo de plástico que contiene un juguete y una crema igualita a la Nocilla con unas bolas de material indefinido.
No quiero ser duro con Ferrero, pero en comparación, Kinder Joy es basura.


¿Dónde está la emoción?
¿Dónde está la huevo de plástico amarillo en su interior?
¿Dónde está la bolita?

Además la crema no es un sustituible lógico del chocolate y las bolas de "cereal" le quitan toda la gracia al tema.


En este caso el regalo es un llavero de Ice Age 2. Hay toda una serie para coleccionar, y aunque debo admitir que es una sorpresa que despierta cierta emoción, no es en ningún modo comparable a los dispensadores de PEZ de Ace Age 2. Es jodido comparar, especialmente cuando en la ecuación entran dispensadores PEZ, otro de los elementos que prueban la existencia de Dios.


mira esos PEZes de ICE AGE 2!!!

Hoy, como reconocimiento a los años que Kinder Sorpresa lleva haciéndonos un poco más felices, en estos momentos en que echamos de menos sus huevos, err, de chocolate, vamos a abrir 10 huevos y a montar sus respectivos juguetes para que el mundo vea por fín que la mano de Dios nunca nos dejó del todo, tan sólo estaba montando las sorpresas de los Huevos Kinder.


HUEVO 1 - HADA MADRINA RARA


Una figura poco agraciada.
Aunque es fácil de montar, siempre hay la duda de si eso verde son los pies o el sujetador.
No debería llevar más de 3 minutos montándola (la figura!).


HUEVO 2 - PLANCHA LOCOMIA


Una plancha blandiendo un abanico no es lo que todo niño pediría al abrir un Huevo Kinder.
De todas formas, ahí está el elemento Sorpresa.

El abanico es de cartón, los ojos son pegatinas.
Dificultad media si consideramos que es imposible imaginarse algo así en vida.


HUEVO 3 - MOSQUETERO 5 JOTAS


Los caminos de Kinder son inescrutables.
No hay manera de descifrar lo que lleva este buen mosquetero en la mano.
Yo voto por un buen jamón, pero no parece lo más probable.

Considerando el resto de juguetes, éste es uno de los más difíciles, ya que si se le hace rodar por encima de cualquier superficie, el mosquetero mueve el brazo Y la cabeza. 2 en 1.


HUEVO 4 - LA ROCA


Todos hemos visto piedras como ésta por ahí.
La espada, los ojos...es inconfundible.
Algún día tú también serás rey, claro.

Extremadamente fácil de montar. Apta para políticos.


HUEVO 5 - TOSTA ADORA


Otro de esos juguetes que es divertido de montar pero que una vez has hecho el trabajo preferirías haberte gastado el dinero en chicles.

Y es que una tostadora pasada en azúcar no pasará a los anales de la historia como uno de los juguetes más carismáticos de Kinder.

Incluye el elemento gomita y apretando uno de los lados la mano que sujeta las tostadas se levanta. Dios.


HUEVO 6 - FOGONES/FOGOFFES


Salida de la misma cocina que la tostadora, este set de fogones y horno nos acerca a la época en que la cocina era un mundo de depresión.
Definitivamente es el horno donde alguien intentaría suicidarse, aunque sólo fuera por oir como te anima a seguir viviendo.
Un final agónico.

El montaje es algo complejo porque uno no asocia manos a hornos. No recomendado a niños y policías que mueven los labios al leer.


HUEVO 7 - ATRAPALO.COM


Probablemente la figura más divertida una vez montada.

No es muy difícil y a medida que la haces rodar el perro se va acercando a su presa y de repente ésta se vuelve a alejar.

No tengo muy claro cual es la presa. Por esos colmillos, descarto un gato. Una rata tampoco tiene mucho sentido, así que sólo nos queda el conejo asesino de Los Caballeros de la Mesa Cuadrada.


HUEVO 8 - MICKEY GONG


Ante un rodeor que toca los tambores siempre hay que sacarse el sombre.

Es fácil de montar, pero una vez acabada es de las que te gusta poner encima del monitor para que te haga compañía en las noches calurosas. Recomendada.


HUEVO 9 - CA LA VERA


Traducido directo al catalán sería "la casa de Vera", pero en cuanto a los que Kinder se refiere es la segunda más molona de todas las figuras que me han salido.
Además cuando la haces rodar va abriendo y cerrando la boca.

Ojo, no rueda muy bien, pero te dejan poner pegatinas blancas para hacer los topos de la gorra.

Como la rata batería, es uno de los que te guardas, fijo.


HUEVO 10 - FANTASMA


De largo la mejor de todas, tanto en diversión de montaje como una vez montada.

Esta figura es algo complicada porque tienes que usar una goma que haga presión y no queda muy claro como tienes que meter al fantasma en la caja.

Una vez montada, al cerrar la caja y hacer presión a los lados, la caja se abre y automáticamente sale el fantasma blandiendo un martillo.
Pocas figuras de Kinder Sorpresa me han hecho llorar tanto de emoción. Un Hoooray por el fantasma.


Adiós Sr. Huevo Kinder Sorpresa, nos vemos en Septiembre, cuando el calor no apriete y la gente de Ferrero te deje volver a las tiendas donde seguir recordándonos que allí arriba hay alguien que de vez en cuando se acuerda de nosotros y nos hace algún pequeño milagro como un huevo de chocolate que tiene sorpresas dentro.



melonian (16-07-06)


 

-> Y un huevo, en el melonblog<-


.: © www.meloncorp.com 1592 - 2007 :.