Gritos en el Pasillo

Juan Terranova

Calle 17

ByTheWay.tv

Demasiado Violeta

La Esfera

Reducir al Mínimo

¿En qué piensa un calcetín?

Simaegi

Pretty Curry

La Srta. Melón

El Quinto Pino


 

El kung fu es un arte marcial extraordinario. Significa literalmente "koala hermafrodita", debido a que un koala hermafrodita desarrolló estas técnicas de lucha cuando se metían con él en el colegio a causa de su bipolaridad sexual.

Antes de que Daniel San aprendiera las técnicas del señor Miyagui, pero después de que Chuck Norris se enfrentase a Bruce Lee, tres chiquitines repartían leches como el que más.

Tras revisar extensamente Star Wars, volvemos al cine épico con "Kung Fu Kids", una saga de películas dónde unos niñitos con amplios conocimientos en cocina rumana son adiestrados por su abuelo para luchar y defender el honor culinario de la família.

"Three kids to rule them all..."


Uno de los hits de esta versión karateka de Parchís fue su segunda película, dónde los niños llegan a la gran ciudad en busca de su abuela y entran en un estado de incomprensión total.

Esta película sería traducida en España como "Al Ataque, Kung Fu Kids", desde su título original "Young Dragons - Kung Fu Kids II", que Anton Tao vio muy literal.

Los niños, tras participar en la prueba de las zamburguesas de Humor Amarillo, acaban con lesiones irreversibles en el cerebelo, lo que les hace moverse con gran agilidad y son capaces de mejorar su arte marcial. O quizá el argumento iba de unos mafiosos que secuestran al abuelo de los niños, y éstos tendrán que rescatarlo, en ausencia del Equipo A. Una de dos.

Aquí hay puntos graciosos, como cuando creen que la luz de un semáforo simboliza a un dragon o entran en unos lavabos públicos y piensan que hay personas atrapadas en los cubículos. Considerando que es humor chino... está curradísimo, como si bebiese de las mieles de las películas de Bud Spencer y Bruce Lee, mezclando comedia y acción como si fuese ternera y tallarines: de una manera que sólo un chino con hambre sabe hacerlo.

"Three kids to find them and in the darkness..."


Kung Fu Kids hicieron que en los años 80, cuando visitábamos el videoclub con sección VHS y con sección Beta (yo era VHS, deberíais haber visto mi cara de triunfo cuando barrimos a los BETAMAX!!!), saliéramos a la calle contentos con una cinta alquilada, sabiendo que otros niños como nosotros nos iban a demostrar que eran auténticos maestros de las artes marciales.

Debo confesar que, tal era la emoción que me embargaba tras el visionado de estas películas, pedí a mi madre que me dejase colgar la ropa de las estanterías de mi cuarto para imitar una escena dónde los kung fu kids despertaban por la mañana y se vestían a golpe de kung fu, cogiendo la ropa que tenían colgada por la habitación. Mi madre debió pensar: "si con eso consigo que se levante rápido y sin rechistar para ir al cole, que haga lo que quiera".

Y ahí me teníais, con 8 o 9 añitos saltando por la habitación gritando "iaaaaa! uayaaaaaa! jai!" mientras iba cogiendo la ropa que la noche anterior había preparado con cuidado bien colgadita en las estanterías, junto a los libros de Barrio Sésamo.

"El hermano afrochino de Mr. T, atención a la mano del niño gordito..."


Y ahí los tenéis, apalizando a un pobre mulato que creía que ser el pionero del Pressing Catch en China iba a reportarle grandes beneficios, y tendrá suerte si logra salir sin una vasectomía casera del ring. Y es que el kung fu y los niños pequeños son dos de las armas más mortíferas conocidas por el hombre.

Hoy hemos amalgamado una sección nostálgica con una sección freak, todo a la vez. En meloncorp nunca cejamos en el empeño de superarnos, aspirar a una mayor escasez de vida sexual debido a nuestro frikismo, e imitar a los chinos en muchos y variopintos modelos. A ver si puedes estar a la altura... en el melonblog!!!



|ngenius (28-03-06)


 

-> - DANOS TU OPINION EN EL MELONBLOG!! -<-


.: © www.meloncorp.com 1592 - 2007 :.