Gritos en el Pasillo

Juan Terranova

Calle 17

ByTheWay.tv

Demasiado Violeta

La Esfera

Reducir al Mínimo

¿En qué piensa un calcetín?

Simaegi

Pretty Curry

La Srta. Melón

El Quinto Pino


 

Ahhh, la vida, ese camino mortal del que todos somos transeúntes. (Frase acuñada por |ngenius, todos los derechos intelectuales tienen copyright, si usas la frase, tienes que pagar canon a la SGAE) (A no ser que alguien la acuñase antes que yo).

"El cast de la serie."


Todos avanzamos por ese camino, en ocasiones con paso firme, otras con gesto vacilante, y algunas veces disfrazados de Gracita Morales en tributo a la época dorada del cine español. Pero todos y cada uno de nosotros sorteamos obstáculos, perseguimos metas, nos esforzamos día a día en aquella dirección que creemos más provechosa. No siempre es la correcta, no obstante, pero para eso existe el Karma: para joderte si has sido un chico malo. O eres chino y no abres un restaurante.

Y es que todos los seres de la Creación, a excepción de los koalas, son falibles. El libre albedrío te lleva a decirle a tu esposa, novia o mujer de la limpieza que McDonalds ha bajado cuatro puntos sus acciones en bolsa. En ese momento, y a partir de un documentado encadenamiento de premisas aparentemente lógicas, tu acabas durmiendo en el sofá y tienes entre tres y cinco días de reproches por haber tildado de obesa a la persona a quién amas. Eso, amigos, es culpa del Karma.

Earl ha escogido el camino del pequeño delincuente. Esto no quiere decir que sea un carterista-hobbit, sino que los pequeños hurtos y una vida de escaqueo han simbolizado a Earl desde que era un mozalbete y enseñaba a otros niños a robar caramelos con bates de béisbol.

"Earl tiene poca maña para las bodas."


Earl vive con una rubia pechugona de fidelidad dudosa, mantiene a un par de pequeñuelos de los cuales uno es sospechosamente mulato, y acostumbra a merodear con su hermano Randy, un muchacho más bien lerdo. Un buen día roba un boleto de lotería que resulta ganador, y momentos después lo atropellan. Esto le hace reflexionar, en parte porque cuando estás tendido en un camastro del hospital, tienes tiempo para ello.

Pero es la televisión, como sustento pedagógico incuestionable, la que proporciona a Earl la respuesta que buscaba: Carson Daly en su programa-concurso afirma que el éxito es resultado inequívoco de hacer el bien con el prójimo. En este momento, Earl se da cuenta de que el Karma ha estado penetrando su recto reiteradamente, debido a sus malas acciones. Cada vez que hacía algo malo, algo malo le sucedía. Earl descubre el Karma: cuando haces cosas buenas, cosas buenas te pasan a tí.

De esta manera, confecciona una lista de todas las malas acciones que ha cometido en su vida, con objeto de redimirse y compensarlas, para que así el Karma deje de acariciarle el escroto con alambre espinoso. He aquí la lista:

"clicka para ver la lista entera"

Bajo esta premisa arranca "My Name Is Earl", cuyo personaje principal es brillantemente interpretado por Jason Lee ("Vanilla Sky", "Dogma", "The Incredibles", bla, bla...). En cada episodio, Earl y su hermano Randy tratarán de compensar a las personas que en el pasado fueron víctimas de sus fechorías. Gracias a su primera buena acción, recupera el billete de lotería que perdió cuando le atropellaron, prueba de que el asunto del karma funciona.

Por su parte, la ex de Earl, Joy, se lía con Crab Man, un candidato más que probable para ser el padre de uno de los hijos que ya tenía la chica. Y ambos tratarán de frustrar los planes de Earl para ser mejor persona. Lo bonito del asunto es que, aunque Joy se esfuerza por malbaratar los planes de Earl, Crab Man y Earl mantienen una relación de amistad sin rencores, a pesar de que Crab Man ha sido amante de Joy.

Con esta apuesta, la NBC pretende innovar en su plantel de series, e incluso ha desplazado Scrubs hacia enero para priorizar el lanzamiento de las novedades, así que los fans de Zach Braff nos hemos tenido que esperar para ver la quinta temporada.

"Earl y Randy en la cárcel, tras una de sus fechorías de antaño."


Este artículo no es más que una excusa barata que blandimos en meloncorp para la consecución sutil de dos objetivos:

1) Resaltar la magnificencia y/o/u preponderancia del koala, y tratar de iniciar un culto secreto en honor de éste bello animal.

2) Procurar que levantéis la vista, miréis a vuestro alrededor, y captéis la lógica que impregna el universo: si todos nos concentramos en obtener un provecho propio a costa de los demás, si no invertimos el más mínimo esfuerzo en el prójimo, si no escuchamos y amamos activamente a los que nos rodean sin importar quiénes sean, el karma nos devolverá el embite. Es de lógica pensar que una actuación contraria a lo que acabo de decir, tendremos más probabilidades de ser recompensados por los demás, pues también seguirán el camino que dicta el buen karma, y sus buenas acciones repercutirán en ti.

"Esta es la respuesta del Karma, y Earl no es daltónico."


Así que ya lo véis, meloncorp no es una web de humor, tal y como reza nuestra FAQ (ver el menú en el lado derecho). Es una web sectaria pro-koalista que pretende incitaros a ser mejores personas. Hay gente pervertida por el mundo, pero nosotros nos llevamos la palma...

Como diría el doctor Beckmann: "Sed buenos por el amor de Dios, uo, o, o"



|ngenius (10-01-06)


 

-> - QUIERES QUE EL KARMA TE RECOMPENSE? ESCRIBENOS EN EL MELONBLOG!! -<-


.: © www.meloncorp.com 1592 - 2007 :.