Gritos en el Pasillo

Juan Terranova

Calle 17

ByTheWay.tv

Demasiado Violeta

La Esfera

Reducir al Mínimo

¿En qué piensa un calcetín?

Simaegi

Pretty Curry

La Srta. Melón

El Quinto Pino


 

El terror. La maldad. Koji puede controlar. Uhmm... no, eso no iba ahí exactamente, pero Marzinger siempre merodea por mi cabeza.

Halloween nos brinda la oportunidad de comer boniatos y castañas, y a su vez creer en vampiros o en momias, promover el terror y la maldad. Por eso Bin Laden celebra Halloween a diario. En meloncorp, Halloween nos ha ofrecido una excusa extraordinaria para poder rememorar aquellos apartados de terror más representativos de la escena audiovisual.

Y aquí estoy, con otra serie de televisión. "Friday The 13th: The Series", otra grandiosa traducción de nuestro amigo Anton Tao, que tuvo a bien llamarla en nuestro país "Misterio Para Tres". Seguro que recordáis la serie a principios, muy principios, de los años 90 que fuera emitida por Tele 5, creo que por la época de las Mama Chicho y Vip Noche.

"Atentos al vizqueo de Ryan, el demonio!! Satán!!."


Bien, meloncorp se ha adentrado en las cuadras de internet, dónde mulas y burros habitan, y ha rescatado episodios para poder revisar con ecuanimidad la serie. Y para que |ngenius recordase la turgencia del pectoral de Robey.

El argumento es sencillo: Lewis Vendredi, alias "tío Lewis", se inicia en el mundo de la magia negra y las relaciones de negocios con el maligno. No hay nada de inusual en esto, ¿quién no le ha pedido al diablo que cambie su web de color azul al marrón alguna vez? El caso es que tío Lewis quiere vivir eternamente (supongo que con el objetivo de pedir una hipoteca a 200 años vista y poder pagarla cómodamente. O quizá para ver cómo evoluciona la técnica de implante de silicona y practicarse un cambio de sexo).

El diablo, que para algo es Satán y se autoproclama príncipe de las Tinieblas, concede a Lewis su deseo de vida eterna, a cambio de maldecir los objetos que éste guarda en su tienda de antigüedades.

"Sorprendidos por el inspector de hacienda mientras hacían la declaración. El ocultismo es delito en algunos casos."


Tío Lewis descubre que efectivamente, obtiene la vida eterna pero eso no quita que envejezca, así que se encabrona con el diablo y se dispone a guardar todos los objetos en su caja-fuerte-del-sótano, una tipología de caja fuerte que todo americano tiene en su sótano, junto al bunker antinuclear.

Pero cuando eres el demonio, hay dos cosas que tienes claras: tienes el rabo más grande del mundo y eres el tío más cabrón que existe. Así que pilla por banda a tío Lewis y se lo carga... o algo parecido. Ya sabéis, ese tipo de muertes no-muerte en los que a decisión de los guionistas el personaje puede reaparecer. Es la manera que tiene el diablo de iniciar un proceso judicial de demanda: primero se lleva tu alma y luego hace las preguntas.

Micky Foster y Ryan Dallion son dos sobrinos de tío Lewis. Como son sus únicos parientes, su tienda de antigüedades pasa a manos de ambos. Y como no se conocen y no tienen muchas ganas de sumergirse en la emoción de vender antiguallas, deciden vender los objetos que, recordemos, Satanás en persona había maldecido.

"Misterio para... tres."


Como podéis suponer, gran cagada. Una vez vendidos, aparece en escena Jack Marshak, que irrumpe en la tienda en busca de tío Lewis para detener su plan maligno de obtener la vida eterna. Al enterarse de que han vendido los objetos, se escandaliza, y vende la exclusiva a una conocida revista de la prensa sensacionalista británica.

Presa de un profundo sentimiento de culpabilidad por vender la intimidad de tío Lewis junto con algunas fotos de su sobrina en la ducha, Jack propone a Micky y Ryan que tomen las riendas de la tienda de antiguedades hasta que recuperen los objetos que de otro modo, extenderán la sombra del mal rollo oscuro que me lleva Satanás.

Y así se iniciaba la primera temporada de la serie allá por 1987. Cada capítulo giraba entorno a uno de los malignos objetos que el demonio había maldecido, y que algún pobre comprador había adquirido a los sobrinos de Lewis Vendredi.

"El primer objeto maligno fue esta muñeca, reproducción exacta de una concursante de Gran Hermano"


A partir de aquí, en cada episodio un nuevo objeto maligno irrumpiría en la vida de los tres protagonistas: polveras mágicas que encandilan a jovencitos y envilecen a las chicas más feas de clase, casas de muñecas que se nutren de humanos, cómics que te transforman en malvados asesinos con pinta de freak, y toda una larga lista de objetos que Satán ha maldecido cuidadosamente.

Como curiosidad, decir que Robey, la atractiva actriz canadiense que encarna a Micky Foster, actuó en la película "Esta Casa es Una Ruina" de Tom Hanks junto a... White Lion!!! Si, en la película aparece el grupo de hard rock americano liderado por Mike Tramp, y Robey es la ficticia cantante femenina con pintas glam con el grupo. Vueltas que da la vida.



|ngenius (04-11-05)


 

-> - Satanás nos joderá el melonblog SI NO DAS TU OPINIÓN!! -<-


.: © www.meloncorp.com 1592 - 2007 :.