Gritos en el Pasillo

Juan Terranova

Calle 17

ByTheWay.tv

Demasiado Violeta

La Esfera

Reducir al Mínimo

¿En qué piensa un calcetín?

Simaegi

Pretty Curry

La Srta. Melón

El Quinto Pino


 

Jennifer Love Hewitt no me cae bien. No es que sea algo inusual en mí, mucha gente no me cae bien (si quieres pasar a engrosar ese grupo de personas, envía un currículum a mi dirección de correo). Lo realmente extraño es que no sabría decir por qué no me cae bien, y eso es terrorífico en sí mismo.



"Vale, está bien, en esta foto casi la empaquetaría y me la llevaría a casa..."



Quizá sea por esa filmografía mayormente prescindible que la ha llevado a la fama. Películas de la talla de "Garfield", "Sister Act 2" o "Sé Lo Que Hicisteis El Último Verano" son atentados contra el séptimo arte, incluso contra parte del sexto y el octavo. Supongo que es por eso, o porque tiene ese aspecto de "tía buenorra" que no me parece muy buenorro, en líneas generales.

Pero Jennifer, a quién ahora llamaré indistintamente Jenni o "LuvLuv" según me dé, se ha adentrado en la senda del terror, el dolor y el mal rollo. Y no hablo de otra operación de cirujía estética, hablo de su nuevo proyecto en forma de serie de televisión que ella misma produce: "Ghost Whisperer". Ésta serie, emitida por la CBS, nos da la oportunidad de revisar lo más nuevo en series de televisión estadounidenses en la nueva temporada y cagarnos las patas abajo de miedo como Halloween manda.

"El chico bueno."


La cosa tiene un regusto muy fuerte a Tru Calling desde el principio. Partiendo de la primera escena: LuvLuv es una niña pequeña que avanza por un estrecho pasillo hacia un ataúd, de la mano de su abuela. La niña ve al fiambre en él, y girándose, también ve al mismo hombre sentado entre los asistentes al funeral. Su abuela le dice que tiene que ayudarle, y el hombre se acerca para pedirle que le diga a su viuda que se dejó un par de películas por devolver al videoclub, y que se las devuelva por él. Bueno, en realidad le pide alguna otra chorrada como: "dile que siempre la quise y que le siente muy bien la permanente", pero es menos divertido. En cualquier caso, pilláis la idea, ¿verdad?

Desde ese momento, los muertos le piden ayuda (como en Tru Calling) para poder descansar y "caminar hacia la luz". Lo que me lleva a una cuestión completamente absurda pero bonita: ¿qué pedazo de factura debe pagar Dios a la compañía eléctrica? Todo es luz por aquí, iluminados por allá.



"Las dos protagonistas trabajando. Si, es duro ser un anticuario en América."


Jenni, cómo no, tiene amiguitos y pareja. Ya que ella es una chica moderna, no está casada con un orondo fontanero de Milwakee, no. Está casada con un socorrista que renunció a la carrera de modelo profesional para salvar vidas, lo cual significa que está buenote y encima es un primor de chico. Para que no se la tache de racista, también tiene a una amiguita de color (negro, aunque a mi siempre se me ha antojado marrón-chocolate) que también renunció a ser super modelo para dedicarse a vender antiguallas. Ambos conocen la habilidad comunicativa de Jenni, y la llevan con ilusión.

El primer capítulo abre con la introducción de los tres personajes, y el primer muerto necesitado. El show tiene su punto, se introducen incógnitas en el transcurso de la acción que logran que el simple trámite de ayudar al fiambre no sea el centro principal de la atención. Los cadáveres que solicitan ayuda no son totalmente amigables, pueden ser terroríficos y dar sustitos a Jenni de tanto en tanto. También juegan con muertos que parecen personas corrientes, que confunden con el resto de personas y de repente, revelan su auténtica naturaleza.

"La novia de Ross y Joey, ahora es amiga de LuvLuv"


No obstante, me parece muy peculiar el tipo de trabajo que tiene aquí la amiga Hewitt: tiene que ayudar a todo muerto que se le cruce por el camino, y no cobra un duro por ello. Y no me vengáis con la recompensa espiritual porque no me lo trago.

En el caso que nos ocupa, Luvluv es visitada por un soldadito que la palmó en Vietnam (no todo el mundo es Sly Stallone), que dice estar perdido. Unos treinta años de perdición sin poder ver a un sólo koala que te alegre el día, para ser exactos. El caso es que cree que está vivo y que su mujer lo espera en casa.

Esto no es la típica historia de "hombre baja a comprar tabaco y diez años más tarde reaparece como regente de una empresa de servicios terciarios poco consecuentes". Es la típica historia de "jovencito se va a luchar por su país y descubre que la ha cagado a base de bien mientras cae en un helicóptero en llamas". Otro tipo de historia.



"El fantasma cuando está encabronado."


Tras algunos sustos, Jenni ayuda a Casper a encontrar a su hijo, y a reunirse con su mujer en el otro mundo. No es un argumento muy potente, pero teniendo en cuenta que el género de terror en su vertiente comercialoide está en horas bajas... es incluso notable.

Ahora es momento de abrirle paso al melonblog, que lo tenéis abandonado. Cualquier día de estos se le va la pinza, y se os planta bajo la cama para acuchillaros mientras dormís. No tentéis al melonblog...



|ngenius (17-10-05)


 

-> - El Melonblog Psycho-Killer necesita de tu OPINIÓN -<-


.: © www.meloncorp.com 1592 - 2007 :.