Gritos en el Pasillo

Juan Terranova

Calle 17

ByTheWay.tv

Demasiado Violeta

La Esfera

Reducir al Mínimo

¿En qué piensa un calcetín?

Simaegi

Pretty Curry

La Srta. Melón

El Quinto Pino


 

Desde pequeña sentí una increíble atracción por esas hortalizas inmensas y naranjas.
De hecho, para mi no es tan siquiera un comestible, sería incapaz de pegar un bocado a tan perfecta creación de la naturaleza.
Y si encima, la conviertes en símbolo de una celebración donde todo el mundo se disfraza de monstruo y come chuches, y transformas su suave superficie en una cara terrorríficamente iluminada, ya deja de ser una simple calabaza y pasa a ser Jack O'Lantern (Jack el Linterna, para los amigos).

Durante los últimos años, parece ser que Jack está llegando a nuestras moradas, para suerte de todos nosotros. Esta tradición americana (de adopción, aunque de orígenes celtas, irlandeses concretamente) llegó el año pasado a varias tiendas de comestibles de esta ciudad (recordemos el artículo del amigo melonian y su jack del año pasado).

Dicen que cada Jack es reflejo de uno mismo, así veamos si adivináis quién se esconde tras cada una de estas creaciones...



Para empezar a conocer a nuestro nuevo amigo, empezaré haciendo un poco de culturilla, es decir, un resumen de la fabulosa leyenda de Jack el Linterna:

"Según la leyenda, un hombre llamado Jack El Tacaño invitó al diablo a tomar un trago pero no quería pagarlo y convenció al diablo para que se transformase en una moneda con la que seguir bebiendo, a cambio de su alma. El diablo aceptó y Jack decidió quedarse con el dinero y meterlo en su bolsillo junto a de una cruz, evitando así que el diablo volviese a su forma original. Jack liberó al diablo y el acuerdo entre ambos fue que él no lo molestaría a Jack y, si Jack moría, no reclamaría su alma.

Pero Jack El Tacaño le engañó a Satanás de nuevo: le hizo subirse a un árbol para agarrar una manzana. Jack talló la imagen de una cruz en el tronco del árbol y Satanás quedó atrapado entre las hojas y las ramas.

Para permitirle bajar, Jack hizo que el diablo le prometiese que nunca lo volvería a tentar y así Jack lo dejaría bajar del árbol.

Cuando llegó la muerte de Jack su alma no tenía donde ir. No podía ir al Cielo (era un pecador) ni tampoco al infierno ya que Jack había engañado al diablo, así que el diablo le dio un trozo de carbón para iluminar su camino a través de la oscuridad."

Aunque parezca coña, y poco decente, en un principio en lugar de calabazas, los irlandeses usaban nabos. Sí sí, nabos, esas hortalizas blancas y feas. Los anglosajones después de esto usaron remolacha... Ciertamente no me imagino a los niños recogiendo chuces con una cesta en forma de remolacha... pero en fin, para gustos, los colores no?

Cabe decir que estos americanos, que como ya sabemos lo llevan todo al límite, han montado todo un mundo paralelo dedicado a esta hortaliza/personaje. Desde convenciones y concursos, cursillos de cómo crear tu propio Jack, webs que te diseñan tu Jack personalizada después de hacerte unas preguntas sobre tu personalidad (no queráis saber lo que puede salir de ahí!) e incluso, se han atrevido a dejar de lado a esta maravillosa hortaliza para hacer "Jacks" a partir de sandías, e incluso melones!!!! (que mira que son feos....).



Cómo no, otro protagonista de Halloween son las chuches, y la fusión de Jack+chuches da resultados excesivamente empalagosos, eso que tanto os gusta por aquí...



Eso sí, debo hacer mención nuestro preciado "Jack recogechuches" está quedando atrás por culpa de las nuevas modas ... (imagino con cuál os quedaríais la mayoría!!!)



Para acabar, sólo un par de cosillas.

La primera es una selección de mis Jacks preferidas.
Me contento con admirarlas, ya que pese a ser médico y sentirme excesivamente cómoda con un bisturí entre las manos, sería incapaz de coger un cuchillo y agujerear a una pobrecita calabaza (además de vaciarla, que tiene la pinta de ser del todo asqueroso...).



Y por último, para que veáis el punto de frikismo americano, gracias de la tradición de disfrazarse, han creado una tienda especial para que disfraces a tu mascota para Halloween.



El disfraz más vendido es el de "Jackpet" (uséase "Jackmascota"... pobre animalito).

Pero husmeando en esa web, encontré un par de disfraces más bastante curiosos, que sin duda, son los que yo pondría a mi mascota ^_^ (al menos en casa y para hacerle una foto para la web jeje....).





nai (06-10-05)


 

-> echanos una opinación...o dos<-


.: © www.meloncorp.com 1592 - 2007 :.