Gritos en el Pasillo

Juan Terranova

Calle 17

ByTheWay.tv

Demasiado Violeta

La Esfera

Reducir al Mínimo

¿En qué piensa un calcetín?

Simaegi

Pretty Curry

La Srta. Melón

El Quinto Pino


 

La Sangre es la Vida.

Visto así escrito, no queda tan bien como cuando lo leía en "Drácula" (¡Sorpresa! ¡Drácula es un libro!), pero para título me sirve perfectamente. Porque hoy vamos a hablar de algo rojo, líquido y que ha corrido por las venas de innumerables querubines insulares. La bebida que habría hecho de Renfield un hombre respetable y digno de la confianza de sus semejantes, no la piltrafa descerebrada que el Doctor Seward utilizaba para sus infames experimentos médicos de dudosa moralidad (Cada uno interpreta las cosas como más le gustan, oye…). Este artículo se apreciará mejor si te poner la banda sonora de la peli de Coppola, pero si no, no pasa nada. Yo lo he escrito escuchando a Duncan Dhu…

Con todos ustedes, el Clipper de Fresa.


El Auténtico

La perfecta concatenación de términos y conceptos que definen como ningún otro la idiosincrasia alimenticia de este puñado de tierra arrojado al Atlántico (Con muy mala puntería…): Barcos, gas, azúcar, rojo.

En realidad, los barcos y el rojo tienen poco que ver con la alimentación del Límite Sur. El gas es necesario para poner en funcionamiento los fogones y el azúcar es algo que no suele faltar.

Desde que puedo recordar los colores, el Rojo está indeleblemente unido a esta bebida. Desde que descubrí que un Clipper es un barco, siempre me he imaginado que en ellos sólo se podía hacer dos cosas: Matar delfines y beber Clipper de Fresa.
Si los piratas del Monkey Island hubiesen sido verdaderos hombres duros, habrían bebido Clipper de Fresa, no esa bazofia de Grog.

Es de Fresa. Tiene Gas. Tiene nada menos que SIETE "E's". Algo tan tremendamente rojo y tan brutalmente artificial tenía que ser bueno (También podría haber sido algo criado en las profundidades de Chernobil, pero por suerte resultó ser bueno).


Cuéntalos: ¡¡7!!

Que una bebida supuestamente destinada al público infantil necesite de DOS tipos de estabilizador distinto dice mucho acerca de su potencial uso como Arma de Destrucción Mas IVA (Que aquí no pagamos…). No quiero ni imaginar qué clase de hecatombe nuclear produciría una sola botella de este mejunje si en la fábrica, por algún imperdonable error, alguien se olvidase de añadir el estabilizador E-414… Un refresco de fresa que puede volverse inestable en cualquier momento. Pero estamos acostumbrados, la vida en las antípodas siempre ha sido una cuestión de asumir riesgos: Volcanes, Maremotos, Piratas Ingleses, El Gobierno Autónomo de Canarias… Sería perfecto si en la etiqueta apareciese un Ninja vestido de rojo.

Qué coño pinta el barco es algo que no he comprendido del todo aún… Pero bueno, ahí está, airoso surcando los océanos. También aparece en la tapa:


Quizás el dibujo corresponda al lugar donde se fabrica ilegalmente la bebida: Una flota de Clippers que navegan por aguas internacionales destilando una bebida a partir de residuos radiactivos y sangre de Furbis de color rosa. Una bebida con tantos componentes artificiales no debe estar permitida por las leyes de ningún país civilizado (Bueno, quizás las de Méjico…).
Lo cierto es que atendiendo al estado del océano del dibujo, creo que los tripulantes del barco estarán mucho menos preocupados en destilar semejante bebida que en ponerse a bien con sus dioses y esperar que el mar los engulla como una vil Ambrosía Tirma.

Una de las cosas más alucinantes es lo rojo que es. Es tan rojo que el rojo parece un rosa paliducho a su lado:




Más rojo que el culo de un Mandríl con almorranas

Es rojo, pero ROJO ROJO. Si alguna vez me convierto en Genio del Mal y escondo una Base Secreta en la Montaña del Diablo, pondré un foso lleno de Clipper de Fresa donde arrojar a los Héroes que pretendan acabar conmigo y ver cómo se disuelven.


Admítelo: Te mueres de ganas de arrojar a alguien dentro…

Echarse un vaso de esto al gaznate después de una dura y polvorienta jornada laboral sólo puede compararse con exterminar a una Civilización, robar en el Banco de Inglaterra o ser elegido "Chico Más Popular" del Instituto. Debe tomarse bien frío, completamente helado: El calor hace que el E-414 pierda propiedades… y no queremos que ocurra nada desagradable, ¿verdad?

Tiene tal cantidad de gas que podrías inflar un globo aerostático con una botella de litro y medio. Es, desde luego, una mala bebida para que te de un ataque de risa mientras tragas: Algo con tantas burbujas chorreándote por la nariz es bastante desagradable.


De Fresa: En Canario y en Guiri

Nada más entrar en contacto con la lengua, el cerebro necesita un minuto para redefinir el concepto de "Dulce". Los diabéticos tienen terminantemente prohibido acercarse a 500 metros de una botella de Clipper. Los no diabéticos sólo pueden experimentar dos reacciones: O una mueca de asco porque son unos verdaderos ignorantes e infelices a los que no se les pone dura y piensan que es "Empalagoso", o una exaltación de júbilo, virilidad y Patriotismo Americano que impulsan al que lo bebe a desprenderse de sus ropas, ponerse un tamarco y cambiarse le nombre por "Agoney" o "Guasimara", ondeando una bandera Azul, Blanca y Amarilla con Siete Estrellas Verdes en lo alto de una montaña. Porque para apreciar de verde ese sabor azucarado y ultragaseoso, hay que llevar sangre Guache en las venas.

Es la Bebida de los Dioses, la sangre vital del Extremo Sur de España, el Néctar de Fresa que jamás verás por encima del paralelo 36ºN. Es capaz de saltarte el esmalte de los dientes, abrillantar la plata y enseñarle al hamster a traer el periódico y las zapatillas. Tiene productos químicos suficientes como para deforestar media Camboya. Tiene azúcar como para alimentar a toda África durante un año. Es tan barato que un agricultor de Ruanda podría comprar una botella si ahorrase siete años de su sueldo.

Si no lo deseas, es que no te lo mereces.

El Clipper es la Vida.

Light Artisan (27-08-05)


 

-> sangra en el blog<-


.: © www.meloncorp.com 1592 - 2007 :.