chorrada de la semana
...más  
elRellano.com
juanterranova.com.ar
calle17.com
dreamers.com
gritos en el pasillo
la esfera de light artisan
meloncorp.com
 

Creo que en algún otro artículo, de cuyo nombre no puedo acordarme, os comenté que yo había crecido en México.
Me gustaría poder deciros que yo no crecí y que me quedé enano de por vida, pero no. Yo, melonian, también he estado sometido al duro correctivo anal que es crecer. Por que no hay nada que dé más por culo que hacerte mayor y ver que la gente te mira raro cuando juegas con canicas. En fin.

Mis padres se fueron a México D.F. (usease, la capital) por temas de trabajo cuando yo sólo tenía 8 meses y mi hermana tenía 4 años.
Así que puedo decir que en México aprendía a caminar, a hablar, a sobrevivir terremotos y a comer.

8 años más tarde, mis padres volvieron, y detrás dejamos una bonita vida, un montón de grandes recuerdos y la mayoría de mis juguetes, incluidas casi todas las naves de Star Wars (nunca me perdonaré por eso).

Sin embargo, parece que toda mi familia consiguió adaptarse a nuestra nueva tierra, todos menos yo, que seguí empeñado en hacer las cosas lentamente y en comer picante hasta que la dulce ceguera me llevara de la mano.
No queda ningún rasgo en mi que pueda parecer mexicano excepto mis gustos culinarios, que dicho sea de paso, podrían matar a cualquier mamífero en cuestión de minutos.
Así que siempre que puedo, pongo mis manos sobre manjares tan picantes que harían a Honda llorar como un chiquillo.

Pero hay algo que siempre hecho de menos.
Las chucherías mexicanas.


Hace ya casi un mes, se acabó el "Mes de México en el Corte Inglés" que me trajo delicias del 5 al 26 de febrero. Casi cada día que pasaba, entraba y me compraba cosas para poder recordar aquellos años en los que la palabra úlcera era tan sólo el eco de un futuro lejano y donde me ponía hasta arriba de cualquier chuchería, por muy picante que fuera.

Así que fui comprando y comprando hasta recopilar bastante material en casa y al final me decidí escribir una pequeña oda a los caramelos mexicanos, los cuales me consta, son del todo desconocidos para el comilón medio español y sé que algunos vais a flipar en varios millones de colores.


Aquí arriba tenéis una pequeña muestra de lo que recopilé aquí en casa, desde dulces, a cacahuetes...pasando por salsas, chiles y sobre todo los caramelos picantes del infierno!
Vamos a ver (ordenados de menos tóxico a súper tóxico) de qué son capaces estos pinches mexicanos!


Sección dulce (poco tóxica):

Casi todo está hecho a base de cajeta, que no es más que un dulce hecho con leche de cabra. Es parecido al toffe o al dulce de leche y en México a parte de venderlo en botes y con diferentes sabores (que yo recuerde tenían Normal, Vino y Vainilla), también hacen millones de caramelos con ellos.

En la foto aparecen los Jarochos, que son caramelos duros de cajeta con canela. Los jarochos son geniales, porque además de la cajeta tiene un ligero sabor a canela que te pone los pelillos de punta (y otras cosas de punta). Lástima que en la bolsa salga un tipo que parece una caricatura de Sadam a lo vaquero.
Los chiclosos de cajeta son como sugus (un poquitín más duros) de cajeta. Son como los jarochos pero sin la canela y sin Sadam, así que pierden en gran parte el encanto.
Las paletas de cajetas son la ristra de "chupa chups" que veis por ahí. Estas están bastante bien porque tiene sabor a vainilla y a mi me mola mil (4 palabras que empiezan por M, como melonian, meloncorp o melón...jummm) la vainilla. Lo mejor es que las 20 piruletas costaban 60 céntimos, así que cada piruleta cuesta 5 centimillos de nada.

La oblea de cajeta es la redonda blanca que veis en la esquina superior de la derecha de la foto. Consiste en cajeta en estado puro (con la textura de la nocilla) envuelta por dos obleas de pan de ángel. Yo las comía a docenas cuando era pequeño y sigo pensando que son una de las delicias más tremendas para futuros diabéticos.

La caja que pone canasta son unos chocolates rellenos de Rompope, un licor hecho a base de ron que está de muerte. Me los compré para poder chupetear el rompope, que es el único licor que me ha gustado en toda mi vida.


Y estos son los mazapanes. Pero son mazapanes hechos de cacahuete. No hay palabras en nuestro diccionario y ni siquiera en el "Diccionario de Palabras Para Describir Cosas Chupis" para contaros lo bueno que está esto.
A 60 céntimos el paquete de 6, me llevé todos los que habían y me los ventilé enseguida. En México los venden por la calle como aquí venden paquetes de Kleenex.


Sección cacahuetil (tóxica pero del buen rollo)

Estos, junto a la última sección (la súper tóxica) y las Lays (Sabritas) Picantes es lo que más hecho de menos en el templo de la comida mexicana.
Hay tantos tipos de cacahuAtes (sí, en México son cacahuAtes) que puedes comer un tipo diferente dos veces al día durante una semana entera. Además en el Corte Inglés tenían la marca que yo comía de pequeño. Los cacahuates Nipón. Me abstendré en hacer rimas por respeto a esta gran marca!

Las 4 variedades que tenían y que compré masivamente eran "Cacahuates cubiertos con trigos y sazonados con limón" (bolsa verde), "Cacahuates tostados estilo japonés" (bolsa azul), "Cacahuates cubiertos con trigo y sazonados con chile chipotle" (bolsa naranja) y los "Cacahuates sazonados con chile y limón" (bolsa fucsia). De estos últimos debo haber comprado un mínimo de 10 bolsas a lo largo del mes. Son irresistibles con un toque ácido de lima (por cierto, en México, a la lima la llaman limón, porque es el tipo de limón común allí).
No es por ser malvado, para eso ya está Bin Laden, pero México nos da mil vueltas en el tema de los cacahuetes. No sólo le ponen una A más al nombre, sino que tienen tantas formas de hacerlos y sazonados con tantos sabores que hacen que nuestro Ministro de Cacahuetes y Maníes haya pedido asilo político a México en varias ocasiones.
Al menos nosotros tenemos a gente que hace películas con cacahuetes y eso hace que nuestra bandera ondee un poco más alto.

Sección picante (tóxicamente hablando)

Un poco de comida después de todo.
Hay que decir que los amiguetes de El Corte Inglés se trabajaron los productos y pusieron a la venta un montón de material que me daba ardores de estómago sólo de mirarlo.
Yo soy muy mío, así que me compre poquito de la parte de comida normal y me gasté casi todos los ahorros de mi vida en chucherías y caramelos.

No obstante, como veis en la foto, me compré unos cuantos chiles y unas cuantas salsitas picantes.
Los chiles, que son jalapeños, serranos y jalapeños rojos, están en escabeche y no he hecho una foto del interior de la lata porque roza el escabeche, como todos sabéis, es un producto prohibido por la Confederación Mundial de Internautas y todo aquél que ponga fotos de algo en escabeche online será obligado a beberse una lata de 5 litros de escabeche.
La salsa para botana y no tengo ni puñetera idea de lo que eso significa. Eso sí, está buenísima con Doritos o Lays al punto de sal.


Sección cagalera infernal (requetetóxica)

Hay que decir que esta sección no se encontraba en el Corte Inglés, por que absolutamente ningún país europeo vendería estos productos sin recibir una multa de dimensiones estelares.
No, un amigo me envió los Miguelitos, y otro me dio las piruletas de la muerte.


Estos son Miguelitos y yo solito me comí prácticamente toda la producción a principios de los 80.
Hay en formato líquido y en formato polvo, y yo siempre me he decantado por el polvo (ejem). Este pequeño generador de diarreas está hecho de azúcar, sal yodatada, ácido cítrico, chile piquin molido y harina de soja. Nada más ni nada menos.
El sabor es exquisito y el azúcar y la lima hacen que el picor no sea demasiado duro y hacen del Miguelito mi chuchería infernal preferida.

Cuando llegué de México, al primer colegio al que fui llevé unos cuantos de estos y uno de mis amiguitos tuvo que ser ingresado de urgencias después de comerse uno Miguelito. Al parecer su hígado era un pelín sensible y este pequeño diablo destrozó su sensibilidad de golpe y lo mandó al hospital.

La forma de comerse un Miguelito si eres un nenas es ponerte un poco de polvo en la palma de la mano y luego darle lametones al tema. Si eres más duro que Manowar entonces te metes una bolsita en la boca, la enclastas contra el paladar y dejas que la saliva vaya sacando una especie de zumo de chile a través del plástico.
El resultado es estéticamente de lo más asqueroso y alarmantemente antihigiénico, pero yo empecé a comérmelos así cuando era pequeño, así que yo sólo puedo comérmelos de la segunda forma.


Fijaos en eso. No en serio, fijaos.
Consiste en una cuchara con tamarindo tapada por un poco de celofán y cerrada con una gomita. CERRADA POR UNA GOMITA!!!

Aquí en España si hay algún productor que intenta comercializar un producto así lo fusilarían al instante. O quizás seria apaleado en la plaza mayor de una capital de provincia mientras Crónicas Marcianas proclama a gritos que alguien es un falso o algo así.
Como podéis ver, no hay una jodida inscripción, ni una marca, ni una dirección, ni siquiera la posología o la forma de uso (aunque sólo los más tarados y los más pervertidos usaría este producto de una forma no oral). No hay a quien culpar en caso de intoxicación, no hay forma de contactar con el productor si no estoy satisfecho, no hay forma de saber si contiene frutos secos.
Es el novamás del antihigiene. Increíble, perfecto y curiosamente inadvertido dentro de un mundo donde ahora se tienen que poner hasta el número de trabajadores de la fábrica en las etiquetas.
Y además está buenísimo. Yo disfruté extremadamente comiéndolo mientras mi novia me miraba horrorizada buscando las llaves del coche para salir corriendo en busca del hospital más cercano en cuanto sufriera los primeros paros cardíacos.
Ah, poca fe. No hay nada lo suficientemente tóxico para este melón...




Finalmente el que, de lejos, deja más flipados a cualquiera que lo ve.
Esto es un Vero Mango y es una piruleta cubierta con chile guajillo y sal.
Tiene la pinta de un potente mata ratas y estoy convencido que lo sería si consiguiéramos que una rata se comiera un trasto de estos.
La gente simplemente alucina por la pinta asesina de esta piruleta. Todavía flipan más cuando les dices que es un caramelo y que los niños lo comen como comen aquí las nubes de azúcar.
Yo comía muchísimos de los primos hermanos de estos, los Vero Elote, que eran el mismo estilo pero con forma de mazorca de maíz y con otro sabor final.
Como veis en la imagen, una vez has chupeteado todo el chile, te queda un simple caramelo sabor a mango.

Yo era un fan extremo de los Vero Elotes o de los Pollos Asados (el mismo tipo de piruleta pero con forma de pollo). Tanto que incluso chupaba el palo de la piruleta que también tenía algo de chile impregnado.

Algo así es impensable en nuestro país por la sencilla razón de que acabaría con generaciones enteras de niños no acostumbrados al picante.
Un Vero Mango y un niño normal se pasaría dos semanas encerrado en el baño pidiendo más y más papel higiénico y polvos talco para la irritación.

Así que ya lo habéis visto, desde el punto de vista de un españolito medio, México es la gran nación del terrorismo alimenticio donde hasta las golosinas son más peligrosos que Eduardo Manostijeras haciendo traqueotomías.
Sin embargo, yo, un español de nacimiento y koala de corazón, todavía añoro los Pelón Pelo Rico, las cazuelitas, las tortillas de maíz y los raspados antihigiénicos. Hay cosas que nunca se olvidan, por mucho que lo intentes!

 

 

melonian, en escabeche
(30-03-05)


 

-> intoxícate en el melonblog <-


Empresa de Trabajo Temporal busca diplomados o licenciados con experiencia para escribir anuncios como éste.

Cooperativa de enanos mineros busca chica blanca a la que le guste la nieve y no le importe vivir en una casa con 7 hombres.

Chica mala busca chico bueno al que poder corromper. Se precisa certificado "Soy más bueno que el pan" de La Piara.

Banco de órganos necesita urgentemente teclas y muelles para transplantes inesperados. Órganos de manivela abstenerse.

El águila ha anidado, repito, el águila ha anidado. Unidades P2 y Jo-D-T tomen posiciones. Soltad al reptil. Hut hut hut.

Mono parlanchín busca humanos poco evolucionados para charlas tranquilas y discretas. Acepto bananas a cambio de galletas y té.

Asociación científica "Darwin Cabrón" busca biólogo marino que demuestre que en realidad no venimos del mono sinó de la gamba común.

.omrefne yum yotse, és ol, íS. séver la ribircse etsug el euq al a etneg a ocsuB

Vendo moto vieja y totalmente destrozada. Toda una ganga para apasionados del maquetismo a escala 1/1 o a los puzzles en 3D.

Miembros del Partido Comunista de una república bananera ofrecen intercambios de políticos españoles por bananas sin manchas.

Juez de renombre ofrece condenas ligeras para delicuentes homosexuales e immigrantes en nombre de la integración social.

Mapache antropófago se ofrece para trabajo social en guarderías y residencias de ancianos. No cambio pañales pero ayudo en las comidas.

Somos especialistas ortopédicos. Hacemos todas las prótesis a medida, ajustadas a sus necesidades. Déjenos echarle una mano, o un pie.

Vendo loros jamaicanos muertos a precio de coste. Tienen la misma pinta que los puertoriqueños pero éstos no le dan tanto al pico.

Secta minimalista "El Séptimo Círculo Rojo" regala pajaritas de papel para fomentar de la diversidad cultural y los nombres de secta originales.

Se busca tripulación para empresa de paquetería interestelar. Experiencia, chips profesionales y ganas de seguir viviendo no requeridos.

Cambio chupa de cuero, pinchos, pinturas y cinturón de balas por tutú, medias rosas y un par de zapatillas de danza.

No comáis Popplers, dejad de comerlos con mostaza y miel. Dejad de comerlos con esa salsa agridulce tan rica. Dejad de comer...

Compañía de danza rusa "Boris y Elsin" presenta su nueva comedia "Yo a tu edad ya fumaba" protagonizada por el prestigioso Chema Tao.

Pequeña compañía de teatro busca un actor tartamudo para ser ridiculizado enfrente de cientos de personas como fórmula terapéutica.

Grupo musical "El Locuelo Machote" busca cantante peludo y con bigote frondose al que no le importe salir a cantar medio desnudo o vestido de mujer.

Canario asesino busca presa fácil que desee morir y no tenga dinero para la eutanasia. Se promete eficacia, discreción y un dolor indescriptible.

Alquimista checo sin piernas ni brazos necesita urgentemente ayudante imbécil y leal que no haga preguntas estúpidas y haga lo que se le pide.

Niño huérfano guatemalteco busca casa húmeda y de cartón desde dónde puede ir adaptádose poco a poco al barro español.

Mono surafricano, políglota y bien educado busca mono albino europeo para un intercambio cruzando las barreras de la raza, el color y la estupidez en general.

Cooperativa agrícola catalana ofrece plazas para la recolecta de albaricoque escocés con su campaña para atraer a jóvenes "Tu madre era de pueblo"

Regalo caniche con mucha mala leche. Es muy bueno y sin antecedentes legales. Adjunto vozal, tranquilizantes y porra eléctrica.

Estudiante busca piso para compartir en el que no hayan cucarachas, ratas o mujeres cincuentonas y gordas con expectativas matrimoniales.

Mujer barbuda busca profesor privado en malabarismos para reciclaje laboral. Payasos, mimos y otros desechos sociales abstenerse.

Sociedad jipi "Humanidad por un Ético Trato Animal" busca leones y otras bestias salvajes que coman tofu en vez de otros animales.

.: © www.meloncorp.com 1592 - 2004 :.