chorrada de la semana
...más  
elRellano.com
juanterranova.com.ar
calle17.com
dreamers.com
gritos en el pasillo
la esfera de light artisan
meloncorp.com
 

Imagina: paseas por cualquier calle de tu ciudad, villorrio o agrupación de viviendas sin denominación concreta. De repente, una especie de gorra color verde con un par de orejeras anexionadas avanza hacia tí, portando en su cavidad a una enorme bola de sebo con mostacho. Esa es más o menos la primera impresión que se tiene cuando se topa uno con Ignatius J. Reilly, un orondo hombretón con la misma pinta que Sara Montiel vestida para ir al campo: estrafalaria de cojones.

La segunda novela de John Kennedy Toole, quién estuvo a sólo un "Fidgerald" de ser presidente de los Estados Unidos, tiene a Ignatius como personaje central, y eso es mucho personaje. Yo tengo la sospecha de que Ignatius está basado en mi tío (un saludo si lees esto, querido tío), y Toole fue una especie de Rappel americano que, en un fugaz vistazo al futuro, vió a mi tío deambular por casa con su pijama de franela carcomido recitando versos en latín, y le llegó la inspiración. Como a la inspiración no se le niega nada, Toole la acomodó en el cuarto de invitados, le puso una sopita caliente y se pasaron la noche discutiendo los detalles de lo que sería un premio Pulitzer. La inspiración es como un okupa al que todo el mundo busca.

"Una de las portadas del libro."

Ignatius tiene 30 años, vive con su madre en una destartalada casa de Nueva Orleans y se dedica básicamente a haraganear por casa. Como mi tío, aunque él sobrepasa levemente los cuarenta y hace poco que decidió que su falta de descendencia convertía la idea de incorporarse a la vida laboral en algo cuando menos prudente. Ignatius es un defensor a ultranza de la decencia y el buen gusto, aunque su aspecto desaliñado y su figura curvilínea parecen atestiguar lo contrario. Ignatius plasma ideas revolucionarias en sus cuadernos "Gran Jefe", mi tío mata alemanes en los miles de juegos de estrategia para ordenador que compra y en los que ocupa la mayor parte de su tiempo libre. Ignatius tiene una curiosa visión teórica del mundo que no acaba de ajustarse con la parte práctica. Mi tío también. Yo... también. Pero yo soy guapo (toma ya, yo tengo abuela pero soy autosuficiente en halagos).

Un buen día, tras casi ser arrestado por el inefable patrullero Mancuso (un joven patrullero a quién su jefe lo obliga a disfrazarse de mujer e ir a detener a alguien a las letrinas de la estación de autobuses), a la señora Reilly le traiciona el pulso y choca contra una propiedad. A partir de ese momento, la vida de Ignatius da un giro drástico para asumir una de las partes más absurdas de la creación humana: ir a trabajar. Y es que quién inventó el trabajo debió ser primo hermano del marqués de Sade, o del conde de Maso, porque la crueldad de levantarse temprano por las mañanas e ir a hacerle tareas estúpidas a otros es en sí mismo una actividad demoníaca y sin duda perniciosa para la salud.

"El autor, con cara de intensidad."

La válvula pilórica de Ignatius lo sabe, y se cierra obtusamente a modo de huelga silenciosa. Su primer empleo: Levy Pants, una fábrica de tejanos. El señor Gonzalez es un pusilánime encargado que sólo trata de hacer su trabajo sin demasiados sobresaltos durante el día. La señorita Trixie es una anciana mujer a la que se le ha ido la pinza hace ya tiempo, y que sólo ansía que llegue el día en el que la jubilen, algo que debería haber pasado tiempo atrás si no fuera porque la señora Levy insiste en mantenerla en plantilla. Ignatius, en nombre de la decencia y el buen gusto, entra majestuosamente en Levy Pants con el objeto de iniciar una revolución que lleve a la empresa al status que merece.

El libro mantiene en todo momento una línea argumental paralela en la que el protagonista es Jones, un negro que tiene claro en todo momento que su color de piel es la peor tarjeta identificativa en la vida, y mantiene una jocosa actitud que lo convierte en otro de los éxitos de caracterización de Toole.

Myrna Minkoff, amor de juventud de Ignatius, es una joven activista que ha encontrado en Ignatius la erudición que sus notables capas adiposas ocultan. Lo malo es que trata de hacerla surgir mediante una curiosa terapia sexual, y se convierte en la archienemiga epistolar de Ignatius, a la que éste quiere vencer organizando todo tipo de iniciativas revolucionarias. Y tantas otras hilarantes y absurdas situaciones que harían de este artículo la mitad de la novela, se suceden para hacer las delicias del lector más exigente. Entre sus páginas descubriremos a Darryl, el chico trabajador, o a Darlene, la bailarina a la que desnuda un exótico loro, o también a la convención gay que acoge a Ignatius como pintoresca mascota.

"Un bonito cuadro con los personajes."

En resumen, Ignatius es repugnante y romántico al mismo tiempo, romántico en un sentido libertario de la palabra, viviendo al margen del mundo porque su peculiar ideología le impide sumergirse en la vorágine tumultuosa del absurdo social que le rodea. Os seré sincero: yo me siento un poco Ignatius. Tal vez no soy un "elefantíaco individuo" con la higiene en huelga, pero definitivamente estoy perplejo ante un mundo que no me reconoce y del que me oculto bajo disfraces de koala para no ser reconocido. Soy diferente.

Lo que si sé es que no quiero aguardar a que sea el mundo el que me recoloque, o me desprecie definitivamente. Así que danzaré por el mundo como lo hizo Ignatius, tratando de encontrar un lugar dónde existir sin que la conjura de los necios ponga a mi originalidad en estado de sitio. La vida es dura, pero no tanto como yo.

(P.D: Artículo dedicado a Dani "Sibarita", el ceporrete de Málaga, por recomendarme el libro)

 

 

|ngenius (20-03-05)


 

-> Ten la decencia y el buen gusto de visitar el MELONBLOG<-


Empresa de Trabajo Temporal busca diplomados o licenciados con experiencia para escribir anuncios como éste.

Cooperativa de enanos mineros busca chica blanca a la que le guste la nieve y no le importe vivir en una casa con 7 hombres.

Chica mala busca chico bueno al que poder corromper. Se precisa certificado "Soy más bueno que el pan" de La Piara.

Banco de órganos necesita urgentemente teclas y muelles para transplantes inesperados. Órganos de manivela abstenerse.

El águila ha anidado, repito, el águila ha anidado. Unidades P2 y Jo-D-T tomen posiciones. Soltad al reptil. Hut hut hut.

Mono parlanchín busca humanos poco evolucionados para charlas tranquilas y discretas. Acepto bananas a cambio de galletas y té.

Asociación científica "Darwin Cabrón" busca biólogo marino que demuestre que en realidad no venimos del mono sinó de la gamba común.

.omrefne yum yotse, és ol, íS. séver la ribircse etsug el euq al a etneg a ocsuB

Vendo moto vieja y totalmente destrozada. Toda una ganga para apasionados del maquetismo a escala 1/1 o a los puzzles en 3D.

Miembros del Partido Comunista de una república bananera ofrecen intercambios de políticos españoles por bananas sin manchas.

Juez de renombre ofrece condenas ligeras para delicuentes homosexuales e immigrantes en nombre de la integración social.

Mapache antropófago se ofrece para trabajo social en guarderías y residencias de ancianos. No cambio pañales pero ayudo en las comidas.

Somos especialistas ortopédicos. Hacemos todas las prótesis a medida, ajustadas a sus necesidades. Déjenos echarle una mano, o un pie.

Vendo loros jamaicanos muertos a precio de coste. Tienen la misma pinta que los puertoriqueños pero éstos no le dan tanto al pico.

Secta minimalista "El Séptimo Círculo Rojo" regala pajaritas de papel para fomentar de la diversidad cultural y los nombres de secta originales.

Se busca tripulación para empresa de paquetería interestelar. Experiencia, chips profesionales y ganas de seguir viviendo no requeridos.

Cambio chupa de cuero, pinchos, pinturas y cinturón de balas por tutú, medias rosas y un par de zapatillas de danza.

No comáis Popplers, dejad de comerlos con mostaza y miel. Dejad de comerlos con esa salsa agridulce tan rica. Dejad de comer...

Compañía de danza rusa "Boris y Elsin" presenta su nueva comedia "Yo a tu edad ya fumaba" protagonizada por el prestigioso Chema Tao.

Pequeña compañía de teatro busca un actor tartamudo para ser ridiculizado enfrente de cientos de personas como fórmula terapéutica.

Grupo musical "El Locuelo Machote" busca cantante peludo y con bigote frondose al que no le importe salir a cantar medio desnudo o vestido de mujer.

Canario asesino busca presa fácil que desee morir y no tenga dinero para la eutanasia. Se promete eficacia, discreción y un dolor indescriptible.

Alquimista checo sin piernas ni brazos necesita urgentemente ayudante imbécil y leal que no haga preguntas estúpidas y haga lo que se le pide.

Niño huérfano guatemalteco busca casa húmeda y de cartón desde dónde puede ir adaptádose poco a poco al barro español.

Mono surafricano, políglota y bien educado busca mono albino europeo para un intercambio cruzando las barreras de la raza, el color y la estupidez en general.

Cooperativa agrícola catalana ofrece plazas para la recolecta de albaricoque escocés con su campaña para atraer a jóvenes "Tu madre era de pueblo"

Regalo caniche con mucha mala leche. Es muy bueno y sin antecedentes legales. Adjunto vozal, tranquilizantes y porra eléctrica.

Estudiante busca piso para compartir en el que no hayan cucarachas, ratas o mujeres cincuentonas y gordas con expectativas matrimoniales.

Mujer barbuda busca profesor privado en malabarismos para reciclaje laboral. Payasos, mimos y otros desechos sociales abstenerse.

Sociedad jipi "Humanidad por un Ético Trato Animal" busca leones y otras bestias salvajes que coman tofu en vez de otros animales.

.: © www.meloncorp.com 1592 - 2004 :.