chorrada de la semana
...más  
elRellano.com
juanterranova.com.ar
calle17.com
dreamers.com
gritos en el pasillo
la esfera de light artisan
meloncorp.com
 

El gran momento ha llegado, tal vez pensaras que no había juego más mítico que Monkey Island, ni más absurdo que el Pang (aunque de ahí sale la frase recurrente y manida de "te voy a reventar las pelotas"). Pues estabas en lo cierto, pero hay juegos que reúnen esas dos características para dar lugar a una de las experiencias más trascendentales de todos los tiempos (siempre que seas un adolescente o si tu vida sexual es precaria y tienes que refugiarte en los videojuegos). Efectivamente, si unimos el mito y la absurdidad obtenemos al Fary. Pero si hablamos de videojuegos, uno de los posibles resultantes es el legendario Street Fighter II. El original, con toda la originalidad que una secuela puede acumular.

Con motivo del 20 aniversario de mi tortuga, en meloncorp hemos querido recuperar el espíritu de Street Figher organizando otro torneo a nivel mundial. Así que le he comprado a melonian un uniforme militar de color rojo y una gorrita que le dan cierto aire a lo Rob Halford, y lo he puesto en las Ramblas a reclutar luchadores que quieran participar en un torneo. Se nos presentaron ocho luchadores, una señora de 86 años y un enano bombero torero. Informamos a Herminia que su trofeo como ganadora del concurso de lanzamiento de escupitajos de Salt Lake City no la acreditaba para participar, y el enano tuvo que salir corriendo porque lo llamaron por nosequé de un incendio en las Ventas. Así que nos quedaron ocho luchadores: un ex-combatiente de Vietnam con reuma hasta en las uñas, el hermano feo de los Calatrava pintado de color verde, una ex-vendedora ambulante de discos pirata del Bisbal (china y con unas piernas muy largas), un inmigrante ruso en calzoncillos y cierta similitud con Mr. T, el primo tonto de Gandhi, un orondo cocinero japonés con tendencia a ponerse rimmel en los ojos, y una pareja homosexual en kimono. Debía ser el año del pez homofóbico y budista, o puede que un par de planetas debían estar alineados formando un pentágono isósceles, o quizá es que pisé una mierda y estoy en pleno periodo de buena suerte, pero resulta que eran los mismitos luchadores que ya participaron en Street Fighter 2, y que en su constante devenir por el mundo, han decidido participar en el torneo de meloncorp.

"Street Fighter II fue el juego que revolucionó los juegos de lucha, las guerras entre colegas y la mantequilla salada."

Como no podía ser de otro modo, contratamos a Héctor del Mar para hacer de comentarista. ¡¿Qué?! ¡¿Tampoco sabes quién es Héctor del Mar?! ¡¿¡¿ES QUE NUNCA HAS VISTO PRESSING CATCH?!?!?! O bien no has tenido infancia porque la pasaste encerrado en el sótano de una chabola en Beirut, o quizá eres un experimento genético que ha nacido directamente en la adultez, pero es imperdonable que ni siquiera te suene el nombe de uno de los mitos más importantes de la comunicación y el periodismo, después de Francis Lorenzo. ¡¡¡¡¡SILLLLLLLLLLLLITA ELÉCTRICA!!!! Pues el tipo con acento de Constantinopla que soltaba los comentarios en Pressing Catch era Héctor del Mar, parte indispensable cuando veías darse de hostias a dos masas musculadas con cara de experimentados compradores en la tienda del idiota.

"Ryu va de blanco y Blanka ehmm se llama Blanka."

"Los escupitajos de Dhalsim son puro napalm salival."

Ryu, Ken, Dhalsim, Chun-Li, Blanka, Guile, Zangief y Honda eran los personajes de videojuego que acojonaban a todo mocoso que respiraba aire en mi cole a principios de los 90, menos al chico que tenía respiración asistida y llevaba oxígeno en una bombona, que ese era un machote. Poderosos, hábiles y expertos luchadores que podías escoger entre lo que parecía un amplio abanico de posibilidades. Era la revolución, era Zapata surgiendo de las máquinas recreativas con el puño alzado en señal de victoria, la exterminación de la ultraderecha pixelada en los videojuegos, un babeo constante al mirar cómo por primera vez podías zurrar virtualmente a tus amigos y creer que estaba pasando... de verdad!!

"Ken y Chun Li jugándose la victoria a piedra-papel-tijera."

En este punto cabe remarcar que en la vida de un adolescente a principios de los 90 se hallaba seriamente influenciada por dos cosas: Pamela Anderson y los videojuegos. Como la puerilidad te convierte en un ser tierno e inocente pero no en un inconsciente, centras tus ilusiones en los videojuegos y dejas a Pamela para la vertiente onírica de tu vida. Excepto Tommy Lee, que puso a Pamela en otra... errr... vertiente, y ahí lo tienes, presumiendo de silicona.

"Chun Li también aprendió ciertos ataques de Pamela Anderson."

Toda la pasión que véis reflejada en mis palabras me impulsó a coger a los ocho luchadores, sentarlos en pupitres, y escribir sobre ellos mismos. Todo lo que siempre quisiste saber sobre los luchadores más míticos del mundo de los videojuegos, finalmente revelado en meloncorp: ¿por qué Blanka se llamaba Blanka si era verde? ¿Era fan de Heidi y la cabra Blanquita? ¿Era Ryu realmente gay o sólo era una leyenda urbana? ¿Por qué Guile, un ex-combatiente de Vietnam acostumbrado a los servicios terciarios vietnamitas, no intentó sobrepasarse con Chun-Li? ¿Es Dhalsim realmente un habitante de Orihuela? ¿Es Ken un miembro de Locomía con unas clases de taekwondo encima? En meloncorp hemos realizado un exhaustivo trabajo de investigación en el que no encontraréis ni una sóla estadística, que son feas y siempre reflejan resultados absurdos, como que el español medio tiene un sueldo muy por encima de la media europea o que Mariano Rajoy es inteligente y lo aparenta.

"Ryu sabe que sus olores corporales son decisivos para vencer a Guile."

"Honda aprovecha para dar un achuchón a Guile. Todos sabemos que los luchadores de Sumo son unos mariposones"

Si conseguimos que Blanka sujete el boli con la pezuña enorme que tiene por mano, iremos ofreciendo fichas biográficas sobre cada personaje con todo aquello que siempre quisiste saber sobre tus héroes. Evidentemente, todo con la puntual irregularidad que nos caracteriza y nos reservamos el derecho de cambiar lo que nos cuenten para hacerlo todo más interesante. Después de todo, el único que habla castellano es Vega, mientras él no se entere...


Empresa de Trabajo Temporal busca diplomados o licenciados con experiencia para escribir anuncios como éste.

Cooperativa de enanos mineros busca chica blanca a la que le guste la nieve y no le importe vivir en una casa con 7 hombres.

Chica mala busca chico bueno al que poder corromper. Se precisa certificado "Soy más bueno que el pan" de La Piara.

Banco de órganos necesita urgentemente teclas y muelles para transplantes inesperados. Órganos de manivela abstenerse.

El águila ha anidado, repito, el águila ha anidado. Unidades P2 y Jo-D-T tomen posiciones. Soltad al reptil. Hut hut hut.

Mono parlanchín busca humanos poco evolucionados para charlas tranquilas y discretas. Acepto bananas a cambio de galletas y té.

Asociación científica "Darwin Cabrón" busca biólogo marino que demuestre que en realidad no venimos del mono sinó de la gamba común.

.omrefne yum yotse, és ol, íS. séver la ribircse etsug el euq al a etneg a ocsuB

Vendo moto vieja y totalmente destrozada. Toda una ganga para apasionados del maquetismo a escala 1/1 o a los puzzles en 3D.

Miembros del Partido Comunista de una república bananera ofrecen intercambios de políticos españoles por bananas sin manchas.

Juez de renombre ofrece condenas ligeras para delicuentes homosexuales e immigrantes en nombre de la integración social.

Mapache antropófago se ofrece para trabajo social en guarderías y residencias de ancianos. No cambio pañales pero ayudo en las comidas.

Somos especialistas ortopédicos. Hacemos todas las prótesis a medida, ajustadas a sus necesidades. Déjenos echarle una mano, o un pie.

Vendo loros jamaicanos muertos a precio de coste. Tienen la misma pinta que los puertoriqueños pero éstos no le dan tanto al pico.

Secta minimalista "El Séptimo Círculo Rojo" regala pajaritas de papel para fomentar de la diversidad cultural y los nombres de secta originales.

Se busca tripulación para empresa de paquetería interestelar. Experiencia, chips profesionales y ganas de seguir viviendo no requeridos.

Cambio chupa de cuero, pinchos, pinturas y cinturón de balas por tutú, medias rosas y un par de zapatillas de danza.

No comáis Popplers, dejad de comerlos con mostaza y miel. Dejad de comerlos con esa salsa agridulce tan rica. Dejad de comer...

Compañía de danza rusa "Boris y Elsin" presenta su nueva comedia "Yo a tu edad ya fumaba" protagonizada por el prestigioso Chema Tao.

Pequeña compañía de teatro busca un actor tartamudo para ser ridiculizado enfrente de cientos de personas como fórmula terapéutica.

Grupo musical "El Locuelo Machote" busca cantante peludo y con bigote frondose al que no le importe salir a cantar medio desnudo o vestido de mujer.

Canario asesino busca presa fácil que desee morir y no tenga dinero para la eutanasia. Se promete eficacia, discreción y un dolor indescriptible.

Alquimista checo sin piernas ni brazos necesita urgentemente ayudante imbécil y leal que no haga preguntas estúpidas y haga lo que se le pide.

Niño huérfano guatemalteco busca casa húmeda y de cartón desde dónde puede ir adaptádose poco a poco al barro español.

Mono surafricano, políglota y bien educado busca mono albino europeo para un intercambio cruzando las barreras de la raza, el color y la estupidez en general.

Cooperativa agrícola catalana ofrece plazas para la recolecta de albaricoque escocés con su campaña para atraer a jóvenes "Tu madre era de pueblo"

Regalo caniche con mucha mala leche. Es muy bueno y sin antecedentes legales. Adjunto vozal, tranquilizantes y porra eléctrica.

Estudiante busca piso para compartir en el que no hayan cucarachas, ratas o mujeres cincuentonas y gordas con expectativas matrimoniales.

Mujer barbuda busca profesor privado en malabarismos para reciclaje laboral. Payasos, mimos y otros desechos sociales abstenerse.

Sociedad jipi "Humanidad por un Ético Trato Animal" busca leones y otras bestias salvajes que coman tofu en vez de otros animales.

.: © www.meloncorp.com 1592 - 2004 :.