chorrada de la semana
...más  
elRellano.com
juanterranova.com.ar
calle17.com
dreamers.com
gritos en el pasillo
la esfera de light artisan
meloncorp.com
 



Hace poco alguien recomendó en nuestro melonBlog a Time Burger como uno de los juegos tontos definitivos y la verdad, los recuerdos me llenaron tan de repente que lloré de pura emoción al recordar los tiempos en que la sencillez de diseño y concepto era un arte, los tiempos en que los juegos eran tan adictivos que la palabra "cocaína" nos parece una nueva chuchería para entretener a los niños, los tiempos en que una salchicha gigante podía perseguir a un chef en apuros y a todos nos parecía lo más normal del mundo. Lloré y lloré y estuve toda la tarde escribiendo poemas sobre cisnes y koalas apareándose sin cesar.

Esto sería tan bonito si fuera cierto...lástima que me lo haya inventado todo para parecer sensible.
Pero aunque no llorara sí que os puedo decir que me pasé un buen rato jugando a Time Burger y recordando las horas en las que intentaba esquivar huevos y pepinillos cuando era un niño. Y es que yo ya tenía este trasto cuando salió para Atari. Atari, tíos...algunos de vosotros no creo que ni que sepáis lo que es. No todos tuvimos la suerte de nacer bajo la hegemonía de Nintendo, que lo sepáis. Aún tuvimos que pasar por formas primitivas de diversión, como el Atari, el Spectrum Sinclair o tirar piedras a las niñas que cambiaban cromos de Heidi.


Time Burger apareció en 1982 desarrollado por Data East en formato cassette. Aún recuerdo esos dichosos cassettes y las ganas de quemarlos que tenía.
Yo tuve mi primera Nintendo en 1987, así que tuve que tener este juego en Atari en 1985 cuando apenas tenía 6 añitos. Me encanto. Me enamoró. No tengo muy claro que es lo que hace que un juego sea bueno o malo.


Si analizamos Time Burger, prácticamente no tiene nada. Sólo tiene 6 pantallas que se van repitiendo. Sólo hay tres enemigos (la señorita huevo, mr. salchicha y don pepinillo), sólo tiene un arma (la pimienta)y sólo tiene tres bonus (el helado, la taza de café y las patatas fritas). Además de movilidad no es lo mejor del mundo y el argumento se basa en hacer hamburguesas sin que te maten los ingredientes infernales. A primera vista este juego tendría que dar más asco que cualquiera de los juegos que se han hecho de Robocop, pero NO. Este juego molaba, mola y molará. Se convirtió en uno de los grandes y me parece que nadie sabe muy bien porqué.
Para los que nunca han jugado a este juego, os lo resumiré de esta forma: mete una batidora Pacman, Donkey Kong y un Happy Meal y dale al botón que dice "Destrozar" y tendrás Burger Time.


Como veis arriba, las pantallas son parecidas a las de Donkey Kong, con unas escalerillas y unas cuantas plataformas. Pero esta vez no somos Mario lo cual es difícil ya que he sido TANTAS vez Mario que ya me cuesta hablar sin el acentillo italiano y siempre huelo a tubería estancada. Esta vez somos un chef que asumo debe ser pigmeo porque mide lo mismo que la hamburguesa y nuestra misión es hacer un Whopper de los que hacen historia. Para hacer las hamburguesas tenemos que pasar por encima de cada ingrediente, éste caerá un nivel y dará arrastrará consigo a los ingredientes de las plataformas inferiores. Así, en forma de cascada (no de la que tú estás pensando, guarro) podremos hacer caer todos los ingredientes en la última plataforma completando así el más grande de los crímenes de la comida rápida.


Pero el mundo no puede ser tan sencillo. Unas salchichas, un huevo y un pepinillo nos persiguen para matarnos...Es la primera vez que oigo hablar de unas salchichas asesinas o de un huevo homicida pero eh, seguro que nadie había oído hablar de gorilas blancos hasta que apareció Copito de Nieve, que en paz descanse.
En fin, que hay ciertos ingredientes que nos van a hacer la vida difícil y nos perseguirán para acabar con nuestra vida sin sentido. Nuestro chef tan sólo tiene un puñado de pimienta para defenderse pero tendrá que bastar. También podemos acabar con los los alimentos mutantes dejando caer trozos de las hamburguesa encima de sus grasientos cuerpos.


Y...y...y...bueno y ya está. Nada más. En serio. En aquélla época se hacían juegos así...de verdad. Palabrita de niño melón.

Supongo que nadie podría haber imaginado que un juego así diera tanto de sí. Quizá sea la musiquita o quizá se la forma en que se mueve la salchicha pero te mantenía delante de la pantalla durante más rato del que me apetece admitir. Desde entonces quería trabajar en un McDonald's hasta que descubrí que así no se hacían las hamburguesas y que los huevos no caminaban por si solos a menos que tuvieras una enfermedad venérea muy pero que muy chunga.


Véis, así es como quedan las hamburguesas recién hechas. Un Big Mac adulto lloraría de vergüenza si se encontrara a uno de estos ejemplares hamburguesiles andando por la calle. Y ya sabemos que un Big Mac es probablemente la hamburguesa más dura de la calle, pero Buger Time nos enseña lo que sería Charles Bronson si fuera una hamburguesa y le gustara la lechuga.

Así que resumiendo, os diré que aunque es posible que este juego sea cutre de cojones, es uno de los juegos que como Pacman, Tetris o Donkey Kong, no tienen sentido pero te atraen como...como algo que atrae mucho a otra cosa. Es una de los mejores juegos para matar tiempo en intervalos relativamente cortos de tiempo sin tener que mirar manuales de 98475938473 páginas y que te divierte por que puedes sodomizar a alimentos mutantes.
Es definitivamente un juego a probar.

      

Y hablando de probar, aquí os dejo con la prueba de que este es uno de los juegos que se han hecho míticos. Alguien en Hudson Soft, seguramente algún degenerado como yo, tuvo la gran idea de hacer la versión de este gran juego para teléfono móvil, así que si no has podido probarlo en su estado puro, no tienes ningún emulador que valga la pena, a lo mejor tendrás la suerte de aplastar con trozos de lechuga a huevos y salchichas móviles desde tu móvil.

 

cocinado por melonian (17-09-04)


  Si te ha gustado este artículo, quizá te guste también este:

:: Pang! El juego tonto definitivo

 


Empresa de Trabajo Temporal busca diplomados o licenciados con experiencia para escribir anuncios como éste.

Cooperativa de enanos mineros busca chica blanca a la que le guste la nieve y no le importe vivir en una casa con 7 hombres.

Chica mala busca chico bueno al que poder corromper. Se precisa certificado "Soy más bueno que el pan" de La Piara.

Banco de órganos necesita urgentemente teclas y muelles para transplantes inesperados. Órganos de manivela abstenerse.

El águila ha anidado, repito, el águila ha anidado. Unidades P2 y Jo-D-T tomen posiciones. Soltad al reptil. Hut hut hut.

Mono parlanchín busca humanos poco evolucionados para charlas tranquilas y discretas. Acepto bananas a cambio de galletas y té.

Asociación científica "Darwin Cabrón" busca biólogo marino que demuestre que en realidad no venimos del mono sinó de la gamba común.

.omrefne yum yotse, és ol, íS. séver la ribircse etsug el euq al a etneg a ocsuB

Vendo moto vieja y totalmente destrozada. Toda una ganga para apasionados del maquetismo a escala 1/1 o a los puzzles en 3D.

Miembros del Partido Comunista de una república bananera ofrecen intercambios de políticos españoles por bananas sin manchas.

Juez de renombre ofrece condenas ligeras para delicuentes homosexuales e immigrantes en nombre de la integración social.

Mapache antropófago se ofrece para trabajo social en guarderías y residencias de ancianos. No cambio pañales pero ayudo en las comidas.

Somos especialistas ortopédicos. Hacemos todas las prótesis a medida, ajustadas a sus necesidades. Déjenos echarle una mano, o un pie.

Vendo loros jamaicanos muertos a precio de coste. Tienen la misma pinta que los puertoriqueños pero éstos no le dan tanto al pico.

Secta minimalista "El Séptimo Círculo Rojo" regala pajaritas de papel para fomentar de la diversidad cultural y los nombres de secta originales.

Se busca tripulación para empresa de paquetería interestelar. Experiencia, chips profesionales y ganas de seguir viviendo no requeridos.

Cambio chupa de cuero, pinchos, pinturas y cinturón de balas por tutú, medias rosas y un par de zapatillas de danza.

No comáis Popplers, dejad de comerlos con mostaza y miel. Dejad de comerlos con esa salsa agridulce tan rica. Dejad de comer...

Compañía de danza rusa "Boris y Elsin" presenta su nueva comedia "Yo a tu edad ya fumaba" protagonizada por el prestigioso Chema Tao.

Pequeña compañía de teatro busca un actor tartamudo para ser ridiculizado enfrente de cientos de personas como fórmula terapéutica.

Grupo musical "El Locuelo Machote" busca cantante peludo y con bigote frondose al que no le importe salir a cantar medio desnudo o vestido de mujer.

Canario asesino busca presa fácil que desee morir y no tenga dinero para la eutanasia. Se promete eficacia, discreción y un dolor indescriptible.

Alquimista checo sin piernas ni brazos necesita urgentemente ayudante imbécil y leal que no haga preguntas estúpidas y haga lo que se le pide.

Niño huérfano guatemalteco busca casa húmeda y de cartón desde dónde puede ir adaptádose poco a poco al barro español.

Mono surafricano, políglota y bien educado busca mono albino europeo para un intercambio cruzando las barreras de la raza, el color y la estupidez en general.

Cooperativa agrícola catalana ofrece plazas para la recolecta de albaricoque escocés con su campaña para atraer a jóvenes "Tu madre era de pueblo"

Regalo caniche con mucha mala leche. Es muy bueno y sin antecedentes legales. Adjunto vozal, tranquilizantes y porra eléctrica.

Estudiante busca piso para compartir en el que no hayan cucarachas, ratas o mujeres cincuentonas y gordas con expectativas matrimoniales.

Mujer barbuda busca profesor privado en malabarismos para reciclaje laboral. Payasos, mimos y otros desechos sociales abstenerse.

Sociedad jipi "Humanidad por un Ético Trato Animal" busca leones y otras bestias salvajes que coman tofu en vez de otros animales.

.: © www.meloncorp.com 1592 - 2004 :.