chorrada de la semana
...más  
elRellano.com
juanterranova.com.ar
calle17.com
dreamers.com
gritos en el pasillo
la esfera de light artisan
meloncorp.com
 

Pocos son los juegos que han conseguido llevarme a un estado de vicio que roza la línea de la legalidad, sobre todo cuando eres menor y estás obligado a seguir echando las monedas a las máquinas recreativas que consideras tus mejores amigas después de ALF.
Esto sería bonito si fuera verdad, pero no lo es. Son MUCHOS los juegos que me llevaron a un tipo de vida vegetativo en el que sólo mis pulgares y alguna que otra ceja se movían mientras por dentro mis neuronas hacían esfuerzos inhumanos por esquivar fantasmas, machacar humanoides que lanzan fuego y encontrar una pizza para cuatro tortugas mutantes.


Sin embargo, lo de Pang no era simple adicción. La palabra adicción acarrea unos tintes de mal rollo especial, como si sólo se pudiera aparejar con drogas, alcohol y koalas.
No, lo mío con Pang era pura simbiosis. Nuestra relación se centraba en un beneficio mutuo en las escalas más altas del concepto beneficio.



Jugar a Pang hasta sangrar por las orejas me aportó una capaz inusual de afrontar los problemas, me ayudó a tratar a mis cónyuges de una forma más justa y amable, ayudo a los mayores a cruzar la calle, hago servicios a la comunidad, aumentó mi coeficiente intelectual a niveles insospechados, me dio una base perfecta para la matemática y la física aplicadas y además soy un fenómeno con las tías. Y de tanto en tanto también consigo reventarle un globo a dos a algún niño desprevenido.

Los dos únicos problemas con que me dejó fueron lo que yo llamo "Increíble Síndrome de Súper Exageración" y una pobreza inimaginable. Es más, estoy convencido que una de las casas del creador del juego fue pagada íntegramente con mis monedas de cinco duros. Desde las grandotas hasta las de los agujeritos. Miles de cientos de miles de monedas ofrecidas en sacrificio al dios de los juegos. Ésa fue la otra cara de nuestra simbiosis, aunque siempre me dio la impresión de que yo salía ganando en nuestra relación súper mega especial. Unos cuantos espasmos epilépticos nocturnos y mearme en la cama era un precio muy pequeño en contra de todos los beneficios que este juego me aportaba.




Eso sí, no fue hasta hace relativamente poco que me di cuenta que yo, durante mucho tiempo, no jugaba al PANG sino al Buster Bros. Tiene cojones.
Es como levantarte y darte cuenta de que en vez de ser robot eres un simple humano. Estas cosas afectan.


La cuestión es que Pang ha tenido mil versiones y media entre las cuales se le cambió el título por Buster Bros., cosa que no puedo entender por que Pang es el nombre definitivo para este juego, nada podría ser mejor, ni siquiera Ping o Pong!
Que si la versión original, que si la versión reeditada por Capcom, que si la versión para NES, que si la de Play, que si Buster Bros, que si yo qué sé...Hasta la Play ha tenido su pedacito de locura desenfrenada por reventar electores...ehmmm vaya, ya me entendéis, cosas que votan. Jejeje he hecho un chiste de niño de cuarto con problemas de ortografía...me voy a suicidar.

...

Vale ya he vuelto de suicidarme. Sigamos con el artículo.
Pang, debutó en salas recreativas del mundo entero a mediados de los 80 y conquistó los corazones y los bolsillos de millones de chavales, que a falta de rumbo en su vida se hundían en un pozo sin fondo de diversión, alegría y felicidad. Si tienes un cañón que sirve para petar globos, para qué quieres lo demás?

Poco más tarde Pang cambió su nombre a Buster Bros. pero mantuvo su original pero extremadamente "sinsentido" argumento.





Un niño enano con un arpón se dedica a reventar globos/bolas/pelotas/loquesea que tienen la manía de subdividirse a cada impacto haciéndose más pequeñas. Las bolas más pequeñas desaparecen si les das con tu arpón y así es como consigues pasar de pantalla, reventando todo lo que haya en pantalla.
Los globos botan y botan a través de la pantalla y a medida que las pantallas avanzan son más numerosos y más rápidos.
El niñito, aparentemente tiene una alergia severa al látex, y aparte de no poder hacer el amor de una manera segura, muere cada vez que le da un globo encima. Eso explicaría su pasión por destrozar globos y su devoción por la píldora del día después.


Una vez has entendido que el argumento es tan absurdo cómo lo puede ser Pacman o Tetris, ya no te sorprende que los niveles vayan saltando a medida que vas cambiando de país.
Por norma general (dependiendo de la versión) empiezas en Japón y es por la mañana. Jugarás tres partidas en Japón, mañana, tarde y noche y luego dejarás Japón para ir a la isla de Java o Australia o a algún otro lugar. En cada país o ciudad tendrás tres pantallas y cambiarás de país. Cada vez más lejos y más difícil. El juego suele acabar en América pasando por un huevo de sitios.
Actualmente tengo tres versiones en el ordena. La original, la de Buster Bros. (que es la que jugaba en máquina todo el día) y la de Super Nintendo. Ésta última es la más currada de las tres (se llama Super Pang, como no!), y aunque todas tienen distintas ciudades en el recorrido, todas siguen un peregrinaje de este a oeste desde Japón hasta USA. Se nota que Juang Li Pang (así llamo yo al enanito) sabe donde está la pasta en el tema de los video juegos.


También está el tema de la fruta. Si disparas en ciertos puntos o te cargas la mitad de los globos, una pieza de fruta caerá al suelo. Cógela, hazme caso.
Cuando era niño tenía claro que la fruta era para las niñas y yo sólo quería arrancar hasta la última gota de sang...ehmm de helio de los malditos globos.
Ahora me doy cuenta de lo equivocado que estaba. Si puedes acumular 10 piezas de fruta (y hay dos por pantalla), te dan una vida extra. Un Juang Li Pang gratis!!! La de monedas que podría haber ahorrado si hubiera hecho caso a mi madre y hubiera comido más fruta. Podría haber comprado algún país centro Africano con todo ese dinero!


Estoy convencido que todos los que estáis leyendo estas líneas habéis jugado como mínimo 43879527394737462 veces a PANG así que no os voy a agobiar como más datos sobre el tema...pero eso sí, os voy a dar un pequeño regalito con un link a una web que os dejará jugar a esta joya directamente desde vuestro navegador. Ni emuladores, ni máquinas de respiración asistida. Además con el siguiente menú de niveles, quien se puede resistir?


Que lo paséis muy muy pang!

http://www.jugarjuegos.com/juegos/plataforma/pang/

 

por melonian, un amigo de Juang Li Pang (21-08-04)


 

Empresa de Trabajo Temporal busca diplomados o licenciados con experiencia para escribir anuncios como éste.

Cooperativa de enanos mineros busca chica blanca a la que le guste la nieve y no le importe vivir en una casa con 7 hombres.

Chica mala busca chico bueno al que poder corromper. Se precisa certificado "Soy más bueno que el pan" de La Piara.

Banco de órganos necesita urgentemente teclas y muelles para transplantes inesperados. Órganos de manivela abstenerse.

El águila ha anidado, repito, el águila ha anidado. Unidades P2 y Jo-D-T tomen posiciones. Soltad al reptil. Hut hut hut.

Mono parlanchín busca humanos poco evolucionados para charlas tranquilas y discretas. Acepto bananas a cambio de galletas y té.

Asociación científica "Darwin Cabrón" busca biólogo marino que demuestre que en realidad no venimos del mono sinó de la gamba común.

.omrefne yum yotse, és ol, íS. séver la ribircse etsug el euq al a etneg a ocsuB

Vendo moto vieja y totalmente destrozada. Toda una ganga para apasionados del maquetismo a escala 1/1 o a los puzzles en 3D.

Miembros del Partido Comunista de una república bananera ofrecen intercambios de políticos españoles por bananas sin manchas.

Juez de renombre ofrece condenas ligeras para delicuentes homosexuales e immigrantes en nombre de la integración social.

Mapache antropófago se ofrece para trabajo social en guarderías y residencias de ancianos. No cambio pañales pero ayudo en las comidas.

Somos especialistas ortopédicos. Hacemos todas las prótesis a medida, ajustadas a sus necesidades. Déjenos echarle una mano, o un pie.

Vendo loros jamaicanos muertos a precio de coste. Tienen la misma pinta que los puertoriqueños pero éstos no le dan tanto al pico.

Secta minimalista "El Séptimo Círculo Rojo" regala pajaritas de papel para fomentar de la diversidad cultural y los nombres de secta originales.

Se busca tripulación para empresa de paquetería interestelar. Experiencia, chips profesionales y ganas de seguir viviendo no requeridos.

Cambio chupa de cuero, pinchos, pinturas y cinturón de balas por tutú, medias rosas y un par de zapatillas de danza.

No comáis Popplers, dejad de comerlos con mostaza y miel. Dejad de comerlos con esa salsa agridulce tan rica. Dejad de comer...

Compañía de danza rusa "Boris y Elsin" presenta su nueva comedia "Yo a tu edad ya fumaba" protagonizada por el prestigioso Chema Tao.

Pequeña compañía de teatro busca un actor tartamudo para ser ridiculizado enfrente de cientos de personas como fórmula terapéutica.

Grupo musical "El Locuelo Machote" busca cantante peludo y con bigote frondose al que no le importe salir a cantar medio desnudo o vestido de mujer.

Canario asesino busca presa fácil que desee morir y no tenga dinero para la eutanasia. Se promete eficacia, discreción y un dolor indescriptible.

Alquimista checo sin piernas ni brazos necesita urgentemente ayudante imbécil y leal que no haga preguntas estúpidas y haga lo que se le pide.

Niño huérfano guatemalteco busca casa húmeda y de cartón desde dónde puede ir adaptádose poco a poco al barro español.

Mono surafricano, políglota y bien educado busca mono albino europeo para un intercambio cruzando las barreras de la raza, el color y la estupidez en general.

Cooperativa agrícola catalana ofrece plazas para la recolecta de albaricoque escocés con su campaña para atraer a jóvenes "Tu madre era de pueblo"

Regalo caniche con mucha mala leche. Es muy bueno y sin antecedentes legales. Adjunto vozal, tranquilizantes y porra eléctrica.

Estudiante busca piso para compartir en el que no hayan cucarachas, ratas o mujeres cincuentonas y gordas con expectativas matrimoniales.

Mujer barbuda busca profesor privado en malabarismos para reciclaje laboral. Payasos, mimos y otros desechos sociales abstenerse.

Sociedad jipi "Humanidad por un Ético Trato Animal" busca leones y otras bestias salvajes que coman tofu en vez de otros animales.

.: © www.meloncorp.com 1592 - 2004 :.