chorrada de la semana
...más  
elRellano.com
juanterranova.com.ar
calle17.com
dreamers.com
gritos en el pasillo
la esfera de light artisan
meloncorp.com
 

Todos los hombres tenemos un rinconcito en el corazón en el que guardamos unas zapatillas de danza de color rosa y una diadema engalanada con florecillas silvestres. Un espacio interior del que no hablamos en público, un lado femenino y sensible que sale a pasear sólo cuando nos enamoramos y empezamos a ametrallar a nuestra pareja con diminutivos y abreviaturas chorra del tipo: “cari”, “pastelito” o “moquillo en forma de pelotilla”. Escondemos con celo este mundo hecho de algodón de azúcar para demostrar que aún somos unos machotes que siguen los pasos de otros grandes maestros de la hombría como Chuck Norris o Charles Bronson. Tratamos de crear arquetipos masculinos que caminan en calzoncillos por casa, escupen no menos de 16 veces diarias y eructan con regularidad. Pero cuando nos sentimos seguros en casa, amparados por la soledad y lejos de cualquier mirada, nos ponemos un pequeño kimono de seda de color pastel, quemamos incienso, usamos sales de baño y lloramos con el amor ectoplásmico de Demi Moore en Ghost.

"Como todo héroe o político que se precie, Ralph tiene dos caras"

Aunque nos esforzamos por conservar nuestra imagen varonil, no podemos dejar de evidenciar nuestra extrema sensibilidad interna. Buena muestra de ello es la prolífica cantidad de hombres que se visten orgullosamente con mallas de colorines para ser admirados por el resto del mundo, super-héroes que visten pijamas y capas pegaditas al cuerpo. Idolatramos a Superman, rendimos culto a Spiderman y admiramos la relación del tipo ”¿me marca mucho el tanga?” de la pareja de hecho de los super-héroes, Batman y Robin. La realidad tiene sus propios caminos para clamar por su existencia, y nuestro lado femenino hace lo propio.

Ralph Hinkley es otro exponente de esa generación de super-héroes que impresionaron nuestra niñez y nos acercaron al mundo del kimono y el incienso. Porque debemos ser conscientes de que es nuestra admiración por otros hombres en pijama lo que determina el grado de adherencia al mundo de los jabones con olor a petunia. Sin embargo, Hinkley no era un hombre extraordinario, sólo uno más de los americanos que reciben la visita de alienígenas todos los años.

La diferencia en el caso de nuestro amigo Ralph es que los hombrecillos verdes no se quedaron sólo a tomar el té con pastas, sino que confiaron a Ralph uno de esos trajes excéntricos que automáticamente desdoblan tu personalidad: un alter ego heroico surge con fuerza, para dejar que un jugador de ajedrez acomplejado viva una vida sin sexo ni éxito social debido a que tiene que salvar ancianitas amenazadas por la mafia cubana. Es el precio del poder, y no me refiero a que esa situación te acerque conceptualmente a Tony Montana.

"Toma montaje chulo ahí"

"El Gran Héroe Americano" despuntaba en nuestro país a principios de la década de los 80, cuando mis retinas eran las de un niño que se metía en la lavadora para saber qué se siente siendo centrifugado. Los niños de hoy en día no se meterían en la lavadora porque la Playstation no se halla involucrada en el experimento. Para mí, sin embargo, Ralph Hinkley era la demostración evidente de que cualquiera puede llegar a ser un super-héroe, incluso alguien que explora lavadoras, así que yo y el televisor nos fundíamos en uno para compartir las aventuras de un aprendiz de super-héroe.

Y es que Ralph Hinkley no era tampoco el más hábil de los americanos. Por norma general el americano medio es experto en la práctica de artes marciales, manejo de armas cortas, corte y confección, combate cuerpo a cuerpo, filosofía y papiroflexia, pero Ralph debió saltarse algunas clases en el cole y acabó siendo un pobre chico atolondrado. Los extraterrestres, previsores como sólo los seres de otros mundos pueden serlo, adjuntan un librito de instrucciones para que Ralph sepa utilizar el traje. La cosa tiene lógica: si a uno le traen un librito de instrucciones en catorce idiomas incluyendo seis variantes de chino cuando compra un deuvedé, es normal que un traje de super-héroe de tecnología alienígena traiga algo de orientación en papel.

"Toma montaje chulo ahí (Bis)"

Pero Ralph es aún más tarugo de lo previsto, y cuando prueba la disminución de tamaño pierde accidentalmente el librito. Eso es lo mejor de todo: lo único que recuerda Ralph a partir de este momento es cómo volar, que requiere de tres pasos y un saltito. A efectos prácticos Ralph es como mi padre y su relación con cualquier electrodoméstico que no sea un microondas: cuando sales del concepto de "este es el botón para encender el móvil" y te adentras en los complejos entresijos de apretar otros botones, sus ojos se ponen en blanco y su pulso se acelera. Ralph tendrá las mismas dificultades, le cuesta dominar el aterrizaje y el vuelo no podríamos compararlo al de una elegante cigueña, ni aún cargando con un bebé proviniente de París.

Todos sabemos que el número 3 es un número mágico. Ahí tenemos a los tres mosqueperros, las tres bessones (o gemelas, depende de tu nacionalidad), los menage a trois, La Trinca, Genesis, Curro Jimenez + el Algarrobo + el Estudiante, y un largo etcétera de tríos que deben su éxito a la magia del 3. Ralph Hinkley lo sabía, y se rodeó de un agente del FBI amigo suyo, Bill Maxwell, y su novia, la abogada Pam Davidson. Siendo 3 en el equipo, el éxito estaba garantizado.

"Bill Maxwell es el clásico amiguete del FBI que todos tenemos"

Eran tiempos sin contaminar, dónde series límpidas, honestas y chupis como Magnum P.I o El Equipo A nos proporcionaban pequeños momentos de felicidad insondable y diversión sin límites. Eran tiempos sin Mitch Buchanan corriendo por la playa, amenazado por tiburones y pulpos gigantes. Sin modelos asiliconadas salvando vidas y deteniendo a capos de la droga en las playas de Florida.

En fin, ahora ya sabéis un poco más de mi pasión desaforada por hombres con vestidos ajustados. Ahora ya sabéis un poco más de mis ansias de salvar abuelitas de morir atropelladas en las carreteras, de mi profunda admiración por los gatitos que se suben a las copas de los árboles para que gente como yo pueda lucirse bajándolos de ellas. La pregunta ahora es: ¿cuál será el próximo super-héroe que invada las páginas de meloncorp?

Heroicidad por |ngenius (El volaeras)


 

Empresa de Trabajo Temporal busca diplomados o licenciados con experiencia para escribir anuncios como éste.

Cooperativa de enanos mineros busca chica blanca a la que le guste la nieve y no le importe vivir en una casa con 7 hombres.

Chica mala busca chico bueno al que poder corromper. Se precisa certificado "Soy más bueno que el pan" de La Piara.

Banco de órganos necesita urgentemente teclas y muelles para transplantes inesperados. Órganos de manivela abstenerse.

El águila ha anidado, repito, el águila ha anidado. Unidades P2 y Jo-D-T tomen posiciones. Soltad al reptil. Hut hut hut.

Mono parlanchín busca humanos poco evolucionados para charlas tranquilas y discretas. Acepto bananas a cambio de galletas y té.

Asociación científica "Darwin Cabrón" busca biólogo marino que demuestre que en realidad no venimos del mono sinó de la gamba común.

.omrefne yum yotse, és ol, íS. séver la ribircse etsug el euq al a etneg a ocsuB

Vendo moto vieja y totalmente destrozada. Toda una ganga para apasionados del maquetismo a escala 1/1 o a los puzzles en 3D.

Miembros del Partido Comunista de una república bananera ofrecen intercambios de políticos españoles por bananas sin manchas.

Juez de renombre ofrece condenas ligeras para delicuentes homosexuales e immigrantes en nombre de la integración social.

Mapache antropófago se ofrece para trabajo social en guarderías y residencias de ancianos. No cambio pañales pero ayudo en las comidas.

Somos especialistas ortopédicos. Hacemos todas las prótesis a medida, ajustadas a sus necesidades. Déjenos echarle una mano, o un pie.

Vendo loros jamaicanos muertos a precio de coste. Tienen la misma pinta que los puertoriqueños pero éstos no le dan tanto al pico.

Secta minimalista "El Séptimo Círculo Rojo" regala pajaritas de papel para fomentar de la diversidad cultural y los nombres de secta originales.

Se busca tripulación para empresa de paquetería interestelar. Experiencia, chips profesionales y ganas de seguir viviendo no requeridos.

Cambio chupa de cuero, pinchos, pinturas y cinturón de balas por tutú, medias rosas y un par de zapatillas de danza.

No comáis Popplers, dejad de comerlos con mostaza y miel. Dejad de comerlos con esa salsa agridulce tan rica. Dejad de comer...

Compañía de danza rusa "Boris y Elsin" presenta su nueva comedia "Yo a tu edad ya fumaba" protagonizada por el prestigioso Chema Tao.

Pequeña compañía de teatro busca un actor tartamudo para ser ridiculizado enfrente de cientos de personas como fórmula terapéutica.

Grupo musical "El Locuelo Machote" busca cantante peludo y con bigote frondose al que no le importe salir a cantar medio desnudo o vestido de mujer.

Canario asesino busca presa fácil que desee morir y no tenga dinero para la eutanasia. Se promete eficacia, discreción y un dolor indescriptible.

Alquimista checo sin piernas ni brazos necesita urgentemente ayudante imbécil y leal que no haga preguntas estúpidas y haga lo que se le pide.

Niño huérfano guatemalteco busca casa húmeda y de cartón desde dónde puede ir adaptádose poco a poco al barro español.

Mono surafricano, políglota y bien educado busca mono albino europeo para un intercambio cruzando las barreras de la raza, el color y la estupidez en general.

Cooperativa agrícola catalana ofrece plazas para la recolecta de albaricoque escocés con su campaña para atraer a jóvenes "Tu madre era de pueblo"

Regalo caniche con mucha mala leche. Es muy bueno y sin antecedentes legales. Adjunto vozal, tranquilizantes y porra eléctrica.

Estudiante busca piso para compartir en el que no hayan cucarachas, ratas o mujeres cincuentonas y gordas con expectativas matrimoniales.

Mujer barbuda busca profesor privado en malabarismos para reciclaje laboral. Payasos, mimos y otros desechos sociales abstenerse.

Sociedad jipi "Humanidad por un Ético Trato Animal" busca leones y otras bestias salvajes que coman tofu en vez de otros animales.

.: © www.meloncorp.com 1592 - 2004 :.