chorrada de la semana
...más  
elRellano.com
juanterranova.com.ar
calle17.com
dreamers.com
gritos en el pasillo
la esfera de light artisan
meloncorp.com
 

La estupidez humana se gesta desde las edades más tempranas, quizá formando parte de nuestra herencia genética, y evoluciona con rapidez con el paso de los años. Dicho de este modo, parece que los humanos seamos, aparte de estúpidos, unos tarugos abotargaos que vemos rasgos negativos y sólo podemos escribir artículos chorra sobre ello, en lugar de ponerle remedio. Pero todo tiene una explicación, y en este caso me dispongo a ponerla en conocimiento de nuestros lectores: somos redomadamente estúpidos porque la estupidez es divertida. Ser responsable, inteligente, honesto, valiente, consecuente, o contorsionista circense son aspectos complicados y aburridos. ¿Qué gracia tiene disertar sobre la cristalización prematura de las rocas metamórficas en erupciones que tienen lugar a miles de kilómetros bajo la superficie marina? Me agota escribir la pregunta, y mis instintos me impulsan a dedicarme a actividades algo más lúdicas, como prospecciones en lugares recónditos de mi nariz, o a ofrendar algo de tiempo a la tele. Así que ya lo tenemos: el agua moja, las mujeres tienen secretos, la estupidez es divertida... Nada nuevo bajo el sol.

Para que la diversión sea una especie de non-stop party, la ruta del bacalao del jolgorio y el desenfreno, los seres humanos convertimos la estupidez en una constante, aferrándonos a creencias de estupidez supina como que “el trabajo dignifica” o que “fumar mola un huevo”. De niños no fumábamos (al menos no todos), pero tomábamos nuestra dosis tóxica en forma de toda clase de dulces, pastelillos y repostería con los que aparte de gozar, nos empapábamos de la emocionante combinatoria química leyendo los ingredientes que detallaban en los envoltorios. Por eso hoy hablaremos de los dos pastelillos-insignia de nuestro país, que dividían las escuelas en dos grupos sociales antagónicos: los partidarios de Bony y los adictos a Tigretón.

"Pues no sé yo, pero el envoltorio me da grima..."

Es posible que muchos de los niños que corretean por ahí piensen que no hay pastelitos más mejores que los que tienen pintado en el envoltorio a un mocoso japonata enseñando el culo, o cuatro coloridos bichos indefinibles, o cualquier otra invención absurda propia de la sociedad moderna. Mi única respuesta a estos pobres huérfanos de los pastelillos, aparte de darles mi más sincero pésame, es: mariconadas. El éxito de Bony y Tigretón no ha sido superado desde su aparición en el mercado allá por los años setenta.

Yo soy un chico Bony. En mi colegio se llevaba más el tigretón, así que los seguidores de Bony éramos proscritos, hombres sin ley, solitarios y divididos viviendo entre tigretones, lo cual hubiera sido un pasote si hubiéramos podido montar en Harleys y vacilar con las nenas. Pero cuando tienes menos de diez años, ese tipo de actividades no son más que quimeras inalcanzables, así que nos conformábamos con alimentar la satisfacción de nadar contra corriente y parecernos menos a los matones del cole.

En los anuncios podíamos ver como Bony y Tigretón parecían pastelillos hermanados (“sooomoooos Bonyyy y Tigretooooon!”), pero en las escuelas se formaban auténticas bandas de niños que engullían tigretones o traficaban con cromos de los Bonys, el paso previo del crimen organizado traficando con fotos de chicas en ropa interior recortadas de los catálogos de lencería, o incluso alguna “chica del viernes” extraída de la popular revista “El Jueves”. Todo esto era antes de que Oliver Aton y Juana Nosequé (la de Juana-y-Sergio-son-ahora-dos-enamorados) nos impulsaran a jugar a fútbol o a voleibol, todo en función de si eras chico o chica.

"El envoltorio de la derecha no me suena, creo que el original es el de la izq."

Pero dediquémosle un poco más de atención a estos dos productos de la ingeniería pastelera. Tigretón era un bizcocho recubierto de chocolate, con nata y un liquidillo rosa que algunos dicen que debería ser eliminado, y que a mi era lo único que me hacía gracia del asunto. Como a mi la nata no me enrrollaba, rápidamente me configuré como un Bony potencial. Bony me ofrecía también un bizcocho, pero relleno de mermelada de fresa, sin nata y los cromos me gustaban más.

Pero como niños, no sólo nos impulsaba el dulce, ni el instinto por practicar prematuramente actividades irracionalmente estúpidas que atentaban contra el crecimiento saludable de nuestro organismo, sino que además nos iniciábamos en el campo del coleccionismo encontrando otro aliciente en los pastelillos: los cromos. Actualmente los niños son obsequiados con cromos que publicitan móviles y los encaminan en la senda de la imbecilidad constante, pero antes los cromos eran pequeñas obras de arte plastificadas que acompañaban la merienda. Los cromos promovían el contacto social, el acercamiento a otros retacos mellados como nosotros para cambiar los cromos repetidos por otros que nos faltasen, desarrollando el (escaso) vocabulario del que disponíamos, e inventando (ridículas) palabras como “falti” o “tengui” que, aún ahora, tiene en jaque a pediatras de medio mundo. Ni siquiera yo sé por qué sacábamos semejante jerga inútil que no ahorraba tiempo, pero buscarle sensatez a unos niños que sustituían el chorizo por el sucedáneo de chocolate es de por sí estúpido, que no divertido.

"Una pequeña joya de la publicidad en la época de las películas de Joselito. Clicka en la imagen para agrandar."

En fin, si eras uno de aquellos mocosos a los que su madre se negaba a comprar pastas y le ponía en la mochila un bocadillo de mortadela para que los demás escolares se partieran la caja de él en el recreo... puedes resarcirte comprando un Bony o un Tigretón, que aún son comercializados actualmente. No obstante, ahora se venden en paquetes de 2, así que si engulles uno y te das cuenta de que no te gusta, envíanos un e-mail o déjanos una nota en nuestro melonblog, y nosotros daremos cuenta de él. Un pastelillo no será desperdiciado mientras vivamos. He dicho.

Zampado por |ngenius (Nata fea, nata mala...)


 

Empresa de Trabajo Temporal busca diplomados o licenciados con experiencia para escribir anuncios como éste.

Cooperativa de enanos mineros busca chica blanca a la que le guste la nieve y no le importe vivir en una casa con 7 hombres.

Chica mala busca chico bueno al que poder corromper. Se precisa certificado "Soy más bueno que el pan" de La Piara.

Banco de órganos necesita urgentemente teclas y muelles para transplantes inesperados. Órganos de manivela abstenerse.

El águila ha anidado, repito, el águila ha anidado. Unidades P2 y Jo-D-T tomen posiciones. Soltad al reptil. Hut hut hut.

Mono parlanchín busca humanos poco evolucionados para charlas tranquilas y discretas. Acepto bananas a cambio de galletas y té.

Asociación científica "Darwin Cabrón" busca biólogo marino que demuestre que en realidad no venimos del mono sinó de la gamba común.

.omrefne yum yotse, és ol, íS. séver la ribircse etsug el euq al a etneg a ocsuB

Vendo moto vieja y totalmente destrozada. Toda una ganga para apasionados del maquetismo a escala 1/1 o a los puzzles en 3D.

Miembros del Partido Comunista de una república bananera ofrecen intercambios de políticos españoles por bananas sin manchas.

Juez de renombre ofrece condenas ligeras para delicuentes homosexuales e immigrantes en nombre de la integración social.

Mapache antropófago se ofrece para trabajo social en guarderías y residencias de ancianos. No cambio pañales pero ayudo en las comidas.

Somos especialistas ortopédicos. Hacemos todas las prótesis a medida, ajustadas a sus necesidades. Déjenos echarle una mano, o un pie.

Vendo loros jamaicanos muertos a precio de coste. Tienen la misma pinta que los puertoriqueños pero éstos no le dan tanto al pico.

Secta minimalista "El Séptimo Círculo Rojo" regala pajaritas de papel para fomentar de la diversidad cultural y los nombres de secta originales.

Se busca tripulación para empresa de paquetería interestelar. Experiencia, chips profesionales y ganas de seguir viviendo no requeridos.

Cambio chupa de cuero, pinchos, pinturas y cinturón de balas por tutú, medias rosas y un par de zapatillas de danza.

No comáis Popplers, dejad de comerlos con mostaza y miel. Dejad de comerlos con esa salsa agridulce tan rica. Dejad de comer...

Compañía de danza rusa "Boris y Elsin" presenta su nueva comedia "Yo a tu edad ya fumaba" protagonizada por el prestigioso Chema Tao.

Pequeña compañía de teatro busca un actor tartamudo para ser ridiculizado enfrente de cientos de personas como fórmula terapéutica.

Grupo musical "El Locuelo Machote" busca cantante peludo y con bigote frondose al que no le importe salir a cantar medio desnudo o vestido de mujer.

Canario asesino busca presa fácil que desee morir y no tenga dinero para la eutanasia. Se promete eficacia, discreción y un dolor indescriptible.

Alquimista checo sin piernas ni brazos necesita urgentemente ayudante imbécil y leal que no haga preguntas estúpidas y haga lo que se le pide.

Niño huérfano guatemalteco busca casa húmeda y de cartón desde dónde puede ir adaptádose poco a poco al barro español.

Mono surafricano, políglota y bien educado busca mono albino europeo para un intercambio cruzando las barreras de la raza, el color y la estupidez en general.

Cooperativa agrícola catalana ofrece plazas para la recolecta de albaricoque escocés con su campaña para atraer a jóvenes "Tu madre era de pueblo"

Regalo caniche con mucha mala leche. Es muy bueno y sin antecedentes legales. Adjunto vozal, tranquilizantes y porra eléctrica.

Estudiante busca piso para compartir en el que no hayan cucarachas, ratas o mujeres cincuentonas y gordas con expectativas matrimoniales.

Mujer barbuda busca profesor privado en malabarismos para reciclaje laboral. Payasos, mimos y otros desechos sociales abstenerse.

Sociedad jipi "Humanidad por un Ético Trato Animal" busca leones y otras bestias salvajes que coman tofu en vez de otros animales.

.: © www.meloncorp.com 1592 - 2004 :.