chorrada de la semana
...más  
elRellano.com
juanterranova.com.ar
calle17.com
dreamers.com
gritos en el pasillo
la esfera de light artisan
meloncorp.com
 

“Teorizando sobre la posibilidad de viajar en el tiempo dentro de la propia vida, el Dr. Samuel Beckett entra en el acelerador cuántico, y desaparece. Despierta atrapado en el pasado, dónde el espejo le devuelve rostros que no son el suyo, y sintiendo una fuerza desconocida que le impulsa a cambiar la historia. Su único guía en éste viaje es Al, un observador de su propia época, que aparece en la forma de un holograma que tan sólo Sam puede ver y oír. Así, Dr. Sam Beckett se encuentra saltando de vida en vida, esforzándose por cambiar lo que una vez fracasó, y esperando que el próximo salto, sea el salto de vuelta a casa”.- (Rollo que suelta una voz en off al principio de cada episodio)

"Háganse una idea de la diversidad de personajes que adopta Sam en Quantum Leap"

En este punto podría firmar el artículo y dejar de escribir, si mi intención fuera meramente comentar la línea argumental en la que la serie Quantum Leap basa su estructura a lo largo de 5 temporadas de emisión. Pero meloncorp no pretende ofrecer una sinopsis escueta salpicada por unas pocas fotografías, nuestra intención es transmitir nuestras sensaciones, condensar nuestra pasión en palabras y poder compartirla con nuestros lectores, que la palabra despierte emociones como si se tratase de una hermosa fragancia en forma de texto.

Para serles sincero, siempre he tenido complejo de superhéroe. No es que quiera revalorizar mi propia imagen ahora que hablo en un medio público, es un hecho, y no puedo decir que sea un rasgo agradable en mi vida, al menos hasta el momento no me lo parece. Desde niño siempre quise ser una figura heróica, desde que imitaba a Trazan fingiendo que nadaba a brazo partido en el sofá de mi abuela, imaginando que era un enorme lago selvático plagado de cocodrilos. O corría por toda la casa con la tela que cubría ese mismo sofá atada al cuello, con los calcetines por encima del pantalón para parecerme a Superman. Si, fue una existencia sufrida para el sofá y unos años ajetreados para mi abuela. Esto no hubiera supuesto más que una anécdota infantil si en mi carácter no hubiera permanecido de forma indeleble esa intención por salvar el mundo, por ayudar, por cambiar las cosas que no puedo aceptar, incluso encontrando agradable la idea del sacrificio personal en beneficio altruista de cualquiera que necesitase de mi ayuda. Mi pasión por los pijamas multicolores, las capas rojas, y las actividades natatorias en sofás si que desaparecieron, o de otro modo los divanes y yo guardaríamos una relación más estrecha, y un señor me mostraría con tono circunspecto una serie de dibujos para ver qué interpreto en ellos. Lo que no desapareció, bromas aparte, fue el deseo latente de cambiar las cosas, acercarme a mis congéneres y contribuir a mejorar su historia, además de aprender y mejorar en la mía.

"Sam en la espesura de Vietnam..."

Si unimos a mi complejo de superhéroe cierta afición por los viajes en el tiempo, adivinamos enseguida por qué una serie como Quantum Leap consiguió hacerse con mi corazoncito con rapidez. ¿Las peripecias de un viajero en el tiempo que se esfuerza en cambiar el pasado? ¿Alguien que salta de vida en vida tratando de ayudar a los demás haciendo gala de un altruismo sin precedentes? Definitivamente, era una serie hecha a medida para mí. Pero no sólo eso: Quantum Leap contenía ingredientes extra que la convirtieron en un fenómeno de consideración en los Estados Unidos, que dejaría tras de sí un reguero de incondicionales, clubs de fans, webs dedicadas exclusivamente al fenómeno, y mi dedicación a tiempo parcial en mi propio proyecto para la construcción de un ingenio que me permitiese viajar a través del tiempo.

A los ojos del espectador, Quantum Leap tenía algo más que el simple aliciente del viaje en el tiempo, el altruismo y las sardinas enlatadas. Cada episodio narra las aventuras de uno de los “saltos” temporales que Sam realiza, suplantando cada vez la personalidad de otra persona en un momento puntual de su vida, de tal manera que todos ven a Sam como si se tratase de la persona suplantada. Para poder “saltar” de nuevo y abandonar ese momento en el pasado, es preciso que Sam consiga cambiar los acontecimientos que una vez fallasen, y para asistirle en su tarea tiene a su amigo Al Calavicci, que puede acceder a la época dónde se encuentra Sam en forma de una proyección holográfica, aunque físicamente se halla en el futuro. Al, miembro del proyecto Quantum Leap, obtiene datos históricos sobre el momento que Sam vive para poder adelantarse a los acontecimientos y corregir el pasado, puesto que en el momento en el que Sam salta, no conoce nada de la situación en la que vive, y se ve obligado a improvisar para poder encajar en la nueva vida en la que se encuentra.

Así, veremos a Sam saltar de vida en vida, desde un extremo desconcierto inicial debido a no saber quién es o qué aspecto tiene, ni qué es lo que debe hacer para poder saltar de nuevo. Eso es justamente lo que crea el cocktail que convierte a Quantum Leap en un éxito, ver a Sam saltando en el tiempo, adoptando muy diversos roles sin distinguir sexo, raza ni edad (desde un niño a una mujer), esforzándose por adaptarse a cada situación y dependiendo de Al y del ordenador futurista Ziggy.

"En los lugares más recónditos de Egipto..."

Una de las cosas que más me sorprendían y admiraba en Sam Beckett era su propia iniciativa de sacrificio personal, arriesgándose por los demás, invirtiendo su inagotable energía para que aquellos necesitados de un pequeño milagro lo obtuviesen, cambiar la negatividad y la tragedia por una dosis ingente de positivismo, sustituyendo el miedo por la confianza, el desequilibrio por la solidez. También me resultaba atrayente la polivalencia de Sam, brillante científico versado en muy distintos campos, incluyendo medicina o física.

Incluso la música de la careta de entrada me ponía los pelillos como escarpias, trepidante, apoteósica, con escenas fragmentadas de Sam en plena acción. No puedo aventurar una conclusión clara sobre si mi predilección por Scott Bakula, el actor que encarna al doctor Sam Beckett, es el resultante de mi afición por la serie o por sus cualidades interpretativas. Cabe destacar que interpretar a Sam Beckett supone interpretar a dos personajes: al propio viajero en el tiempo y la personalidad que suplanta, un trabajo que Bakula lleva a cabo con maestría. Ganador de un globo de oro, cuatro veces consecutivas nominado a los premios Emmy, y fundador de su propia empresa de producciones en 1994, Scott Stewart Bakula ha intervenido en multitud de películas y en una generosa cantidad de series de televisión, actuando por ejemplo como vecino de Kevin Spacey en "American Beauty" o enlazando de nuevo con la ciencia ficción encarnando a Jonathan Archer, capitán de la nave estelar en "Star Trek - Enterprise", la nueva serie que recoge el testigo que James T. Kirk inició en los 60.

"El descanso merecido por todo héroe."

Dean Stockwell, el holograma que asiste a Bakula en Quantum Leap, era ya un auténtico veterano cuando entró en la serie, curtido a caballo entre los escenarios del teatro y las series de televisión americana. Desde su debut en 1957, Stockwell ha trabajado para genios de la talla de Alfred Hitchcock, y ha protagonizado papeles de diversa trascendencia en la mayor parte de producciones de éxito de los Estados Unidos: Colombo, The Twilight Zone, Corrupción en Miami, Simon & Simon, Calles de San Francisco o, recientemente, en un episodio de Enterprise junto a Bakula de nuevo. Sé que muchas de las series que acabo de enumerar parecen datar del triásico y protagonizar el mundo de la caspa, pero no olvidemos que hablamos de series de televisión de hace más de 25 años, es normal que nos parezcan lamentables, de la misma manera que en los 70 y 80 la gente adoraba el 1,2,3 y ahora es un concurso difícil de soportar. Señalar que Stockwell tiene su propia estrella en el paseo de la fama de Hollywood (lo cual indica que los taraos de los americanos le guardan cierto aprecio, además de que desembolsen una pasta gansa por la losa con su nombre) y fue nominado al Oscar en 1988, que perdió ante Kevin Kline (Un pez llamado Wanda).

Aparte de los dos actores protagonistas, cabe hacer mención especial de la aparición de dos actrices de renombre que intervinieron en la serie. Una de ellas es la popular Jennifer Aniston, una de las actrices más en boga de los últimos años y parte del cast crew de la serie Friends. También Brooke Shields protagonizó uno de los episodios de la serie.

En resumidas cuentas. Si en su momento quise imitar a Tarzan o Superman, desde el momento en el que descubrí Quantum Leap hablo con amigos holográficos que solamente yo veo y oigo, y que me facilitan información desde el futuro para poder cambiar el panorama desolador del tiempo en el que vivo. Y ahora si que debo estampar mi firma en el artículo, colgarlo en la plantación melonil que tienen ustedes delante, e ir a tomar mi medicación, supongo que sabrán disculparme. Ha sido un auténtico placer rememorar una de mis series de ficción favoritas, recuerdos mezclados con los de mi infancia, estoy convencido de que no será la última vez que hable de mi predisposición heroica y mis intenciones de cambiar el mundo, pero esto es otra historia, y debe ser contada en otra ocasión...

"Portada del DVD de la 1ª temporada"

CAST:

Dr. Samuel Beckett - Scott Bakula
Albert "Al" Calavicci - Dean Stockwell
Gushie - Dennis Wolfberg

Producido por Donald P. Bellisario

Leaped by |ngenius (Into a Distant Future)


 

Empresa de Trabajo Temporal busca diplomados o licenciados con experiencia para escribir anuncios como éste.

Cooperativa de enanos mineros busca chica blanca a la que le guste la nieve y no le importe vivir en una casa con 7 hombres.

Chica mala busca chico bueno al que poder corromper. Se precisa certificado "Soy más bueno que el pan" de La Piara.

Banco de órganos necesita urgentemente teclas y muelles para transplantes inesperados. Órganos de manivela abstenerse.

El águila ha anidado, repito, el águila ha anidado. Unidades P2 y Jo-D-T tomen posiciones. Soltad al reptil. Hut hut hut.

Mono parlanchín busca humanos poco evolucionados para charlas tranquilas y discretas. Acepto bananas a cambio de galletas y té.

Asociación científica "Darwin Cabrón" busca biólogo marino que demuestre que en realidad no venimos del mono sinó de la gamba común.

.omrefne yum yotse, és ol, íS. séver la ribircse etsug el euq al a etneg a ocsuB

Vendo moto vieja y totalmente destrozada. Toda una ganga para apasionados del maquetismo a escala 1/1 o a los puzzles en 3D.

Miembros del Partido Comunista de una república bananera ofrecen intercambios de políticos españoles por bananas sin manchas.

Juez de renombre ofrece condenas ligeras para delicuentes homosexuales e immigrantes en nombre de la integración social.

Mapache antropófago se ofrece para trabajo social en guarderías y residencias de ancianos. No cambio pañales pero ayudo en las comidas.

Somos especialistas ortopédicos. Hacemos todas las prótesis a medida, ajustadas a sus necesidades. Déjenos echarle una mano, o un pie.

Vendo loros jamaicanos muertos a precio de coste. Tienen la misma pinta que los puertoriqueños pero éstos no le dan tanto al pico.

Secta minimalista "El Séptimo Círculo Rojo" regala pajaritas de papel para fomentar de la diversidad cultural y los nombres de secta originales.

Se busca tripulación para empresa de paquetería interestelar. Experiencia, chips profesionales y ganas de seguir viviendo no requeridos.

Cambio chupa de cuero, pinchos, pinturas y cinturón de balas por tutú, medias rosas y un par de zapatillas de danza.

No comáis Popplers, dejad de comerlos con mostaza y miel. Dejad de comerlos con esa salsa agridulce tan rica. Dejad de comer...

Compañía de danza rusa "Boris y Elsin" presenta su nueva comedia "Yo a tu edad ya fumaba" protagonizada por el prestigioso Chema Tao.

Pequeña compañía de teatro busca un actor tartamudo para ser ridiculizado enfrente de cientos de personas como fórmula terapéutica.

Grupo musical "El Locuelo Machote" busca cantante peludo y con bigote frondose al que no le importe salir a cantar medio desnudo o vestido de mujer.

Canario asesino busca presa fácil que desee morir y no tenga dinero para la eutanasia. Se promete eficacia, discreción y un dolor indescriptible.

Alquimista checo sin piernas ni brazos necesita urgentemente ayudante imbécil y leal que no haga preguntas estúpidas y haga lo que se le pide.

Niño huérfano guatemalteco busca casa húmeda y de cartón desde dónde puede ir adaptádose poco a poco al barro español.

Mono surafricano, políglota y bien educado busca mono albino europeo para un intercambio cruzando las barreras de la raza, el color y la estupidez en general.

Cooperativa agrícola catalana ofrece plazas para la recolecta de albaricoque escocés con su campaña para atraer a jóvenes "Tu madre era de pueblo"

Regalo caniche con mucha mala leche. Es muy bueno y sin antecedentes legales. Adjunto vozal, tranquilizantes y porra eléctrica.

Estudiante busca piso para compartir en el que no hayan cucarachas, ratas o mujeres cincuentonas y gordas con expectativas matrimoniales.

Mujer barbuda busca profesor privado en malabarismos para reciclaje laboral. Payasos, mimos y otros desechos sociales abstenerse.

Sociedad jipi "Humanidad por un Ético Trato Animal" busca leones y otras bestias salvajes que coman tofu en vez de otros animales.

.: © www.meloncorp.com 1592 - 2004 :.